Actividad Científica del Dr. Bernardo Ebrí

Los interesados en poder descargar publicaciones médicas científicas del Dr. Bernardo Ebrí Torné, pueden hacer "clic" en

https://www.researchgate.net/profile/Bernardo_Ebri/stats

Para descargar el programa informático para el cálculo de la Edad ósea en niños, guía explicativa como usarlo, sobre la radiografía de mano izquierda, y luego poder predecir la talla adulta del niño (niños de 0,5 años a 20); específicos programas para niños de 0 a 4 años a través de la radiografía de mano y de pie) (En español y lengua inglesa),publicaciones a este respecto, libro sobre Maduración ósea, etc.,.., introducirse en la siguiente web: www.comz.org
(Al final de la página, hacer "clic" en el banner: Bone Maturation (Maduración Ósea), dibuja el banner una radiografía lateral de pie, y ya se abre el portal, la página, donde se encuentra toda la información, con posibilidad de descarga.
El método esta siendo utilizado por pediatras, radiólogos, de España, Italia, México...
Comentarios en https://sites.google.com/site/doctorbernardoebri/prueba


Salmos 91:4 y 46:1. El amor de Dios

Salmos 91:4 y  46:1. El amor de Dios
"Pues te cubrirá con sus plumas y bajo sus alas hallarás refugio. ¡Su verdad será nuestro escudo y tu baluarte". "Dios es nuestro amparo y nuestra fortaleza, nuestra ayuda segura en momentos de angustia"

Monday, May 25, 2009

Bernard Nathanson (El que fue "Rey del aborto"):”Rezo para saber que no estoy solo”

25/05/2009 | Gonzalo Altozano (Alba Digital)
En la segunda parte de la entrevista, el doctor Bernard Nathanson, ex ‘rey del aborto’, converso al catolicismo, uno de los principales activistas pro vida habla de la evolución del perfil del abortista medio, de las campañas que orquestó contra la Iglesia Católica en sus años de propagandista pro choice, del último aborto que practicó, del largo camino recorrido hasta su conversión al catolicismo, de la proximidad de la muerte, de su relación con Dios.

Una de las exclusivas con que sueñan las publicaciones editorialmente comprometidas con el derecho a la vida es dar con otro abortista arrepentido, un doctor Nathanson versión siglo XXI. Sin embargo, en el umbral de los ochenta, Bernard Nathanson sigue sin un recambio generacional.

¿Cómo no ha habido más casos como el suyo?

-Muchos médicos han dejado de practicar abortos, pero no por razones religiosas, morales o éticas, sino económicas. A la mujer que quiere abortar le sale más barato acudir a una clínica que a una consulta privada. Por eso, muchos médicos dejan de practicar abortos, porque no les es rentable.

-Así que el aborto ha dejado de ser negocio.

-En absoluto, en medicina sigue siendo una de las formas más rápidas de ganar dinero. La mayoría de los médicos en EEUU que se dedican a ello son jóvenes recién salidos de la facultad. Para pagarse sus estudios, lo normal es que estos chicos hayan pedido en préstamo una importante suma de dinero. Y nada como entrar a trabajar en un centro abortista para satisfacer con rapidez su deuda con el banco.

-Nada que ver con el perfil del abortista medio que usted describe en su libro.

-Efectivamente. Cuando me nombraron director del Centro de Salud Reproductiva y Sexual de Nueva York, me encontré con que los médicos que trabajaban allí eran una cuadrilla de delincuentes profesionales: alcohólicos, drogadictos, sádicos, acosadores sexuales…; había uno en busca y
captura por el FBI y otro que aparecería muerto en un callejón por disparo de bala. Fui sustituyéndolos por otros altamente cualificados y competentes.

-¿Cómo los convenció para que aceptaran el puesto?

-Con buenos sueldos y llamamientos al deber político.

No se enorgullece Nathanson de haber sustituido a un equipo médico que bien pudiera haber engrosado la lista de los criminales más buscados por Interpol por otro que ya hubiera querido para sí cualquier hospital de prestigio. “La maquinaria médica oxidada y defectuosa había sido reemplazada por un aparato nuevo, brillante y sólido, pero la moralidad de aquello en que nos metimos siguió siendo la misma”, reflexiona Nathanson en sus memorias. Quedan incluidos en la reflexión los jóvenes licenciados que, agobiados por las deudas, pululan hoy por las clínicas abortistas.

-Cuenta que cuando era un militante pro choice, el enemigo a batir no era el Gobierno sino la Iglesia Católica, a la que hoy pertenece. ¿Cómo se siente en su seno?

-Orquestábamos campañas contra la Iglesia Católica por una sencilla razón: era la más firme opositora al aborto, la más decidida defensora del no nacido. Nuestro modus operandi era achacarle cada muerte producida por abortos caseros. Respondiendo a su pregunta, como miembro de la Iglesia me siento muy acompañado.

-En sus escritos habla del “mundo satánico del aborto”. ¿De verdad piensa que es satánico o es sólo una forma de hablar?

-Realmente lo creo, en el sentido de que es satánico arrebatarle la vida a alguien, bajo cualquier circunstancia. Cuando a finales de los sesenta el pitcher Denny McLain pulverizó todas las
marcas de la liga nacional de béisbol (ganó treinta partidos en una temporada), Bernard Nathanson fue de los pocos americanos que no lo celebró: pensaba que la hazaña distraería al público de la tarea de exigir que el aborto fuera un derecho constitucional, una forma de hacer la revolución
sexual. Quién le iba a decir que, con los años, pondría la misma pasión en defender la causa contraria: la de la vida.

-Ustedes, los conversos, son unos apasionados. Empezando por san Pablo.

-Yo no me compararía con san Pablo.

-¿No es más gratificante que hacerlo con el nazi Eichmann?

-[Ríe] Sí, mucho más. Soy, lo reconozco, un hombre apasionado. De la defensa de la
vida, por ejemplo.

Desde luego, su conversión no fue como la de san Pablo, tras una caída de caballo, sino más lenta. Su último aborto fue en 1979 (”la madre tenía cáncer de pecho y pensamos que el aborto ayudaría a atajarlo; procedimos en consecuencia… y no sirvió de nada”, recuerda) y su incorporación a la Iglesia en 1996, exactamente el 8 de diciembre, solemnidad de la Inmaculada Concepción, en la catedral de San Patricio, Nueva York.

Saturday, May 23, 2009

España: Socialista histórica abandona el partido por la ley sobre el aborto

BARCELONA, viernes 22 de mayo de 2009 (ZENIT.org).- La veterana socialista Mercedes Aroz acaba de anunciar que abandona el partido socialista catalán, del que fue cofundadora, a causa de la propuesta del Gobierno español sobre el aborto.
Para la ex senadora, el Anteproyecto aprobado en el Consejo de Ministros el pasado 14 de mayo, despenaliza el aborto y atenta contra el ser humano en el primer estadio de su vida.

En la siguiente entrevista concedida a ZENIT, Mercedes Aroz pide una revisión de legislaciones que no garantizan efectivamente el derecho a la vida del ser humano desde su concepción.

Esas legislaciones --señala-- “provienen del siglo pasado, cuando los conocimientos científicos sobre el inicio de la vida no eran tan evidentes”.

--¿Cuáles han sido las razones que le han llevado a dejar el partido que ayudó a fundar y en el que llevaba 33 años como militante?

--Mercedes Aroz: Cuando me retiré de la política activa en 2007, con la renuncia a ostentar todo cargo de representación al finalizar mi compromiso de senadora por Barcelona, mantuve la afiliación al Partido Socialista y ahora he dado el paso de darme baja del partido.

Es una decisión que no ha sido fácil, pues han sido 33 años de militancia y participación activa en el proyecto socialista.

Es una decisión vinculada a la nueva regulación del aborto en España que impulsa el Gobierno, que supone su despenalización, y que me ha llevado a romper el último lazo que me unía al socialismo.

Mi discrepancia con las políticas del socialismo radical del Gobierno y del Partido Socialista es completa, desde la ética cristiana y desde la defensa de los derechos humanos.

Y, en este sentido, he querido despedirme trasladando al Partido en la carta que he dirigido al Primer Secretario una breve reflexión sobre esta cuestión, la cuestión del aborto como vulneración de los derechos humanos.

Pues a la luz de los actuales conocimientos científicos, que nos dicen que desde la concepción existe un ser humano con su identidad genética propia que mantendrá toda su vida, el aborto atenta contra el ser humano en el primer estadio de su vida.

Es, por tanto, algo más que una cuestión de conciencia moral, va en contra de los derechos humanos, el primero de los cuales es el derecho a la vida.

El ser humano debe ser protegido jurídicamente con independencia de la fase en la que se encuentre, es una cuestión de ética y de civilización.

Por ello, desde una posición progresista hay que defender la revisión de legislaciones existentes en distintos países que provienen del siglo pasado -cuando los conocimientos científicos no eran tan evidentes- que no garantizan efectivamente este derecho del ser humano desde su concepción.

Esta garantía es imprescindible para avanzar en el verdadero progreso humano. Las generaciones futuras nos juzgarán sobre esto.

--¿Por qué ha decidido abandonar toda actividad política?

-- Mercedes Aroz: Por razones que surgen de la discrepancia profunda desde mi actual compromiso cristiano con las políticas del Gobierno socialista, muy especialmente con respecto a las que conciernen a la vida humana y la familia.

Unas políticas que se iniciaron en la pasada legislatura y continúan en la actual con el proyecto de despenalizar el aborto.

Como ya dije en su momento, esta discrepancia, que me llevó a no apoyar determinadas Leyes cuando era senadora, me impedía continuar representando al proyecto socialista.

Este proyecto sigue la línea del socialismo radical y choca frontalmente con la ética y los valores del cristianismo, pero también, de una forma más general, con valores profundos del conjunto de la sociedad española.

Porque estamos asistiendo a una política dirigida al cambio de la conciencia social, que incide negativamente sobre valores fundamentales de la sociedad, como es el respeto y protección del derecho a la vida, y sobre instituciones valiosas como la familia, y que produce una grave división social en nuestro país.

En consecuencia se imponía la decisión de retirarme de la política activa, y ahora he considerado necesario romper el último lazo que me unía al socialismo como afiliada y formalizar mi baja del partido.

Ni pasivamente con mi afiliación podía respaldar la regulación del aborto que se pretende.

--¿Resulta difícil la actuación de los cristianos en el ámbito político?

--Mercedes Aroz: Sí, sin duda resulta difícil.

--¿Por qué?

--Mercedes Aroz: Porque ningún partido responde totalmente a la identidad cristiana, y los políticos cristianos debemos ser coherentes con los principios y valores que guían nuestra vida y que proponemos a la sociedad.

Ello implica, por tanto, mantener la autonomía con relación a los partidos, pero al mismo tiempo, éstos exigen a sus miembros, y especialmente en cargos parlamentarios, disciplina de voto.

Por eso, el conflicto puede ser importante cuando estén en juego leyes contrarias a la dignidad de la persona y los derechos humanos, a las que hay que oponerse.

El tema de la autonomía de los cristianos respecto a los partidos políticos es de gran calado.

Porque si no se mantiene, y el político cristiano se supedita a los intereses del partido en cuestiones fundamentales como las que he mencionado, se convierte en legitimador de su acción.

Además, se da el agravante de que puede ser utilizado, con la antigua táctica del divide y vencerás, para debilitar no a la Iglesia o a su jerarquía, sino al cristianismo.

La supeditación no es el camino para proponer valores cristianos y contribuir a los proyectos de la sociedad desde nuestra propia visión del mundo.

El político cristiano está llamado a ser conciencia crítica en su militancia y en su acción pública cuando sea necesario.

--En estos momentos, en España y en Europa, ¿alguna opción política merece su confianza como católica?

--Mercedes Aroz: Hay que partir de la base, como ya he señalado, de que no hay partidos políticos que respondan íntegramente a la identidad cristiana.

Además considero que es una utopía creer que un partido que la recogiese aglutinaría todo el voto católico, pues existe legítimamente entre los cristianos el pluralismo político.

Unos ponen el énfasis en unas cuestiones u otras, sean las cuestiones socioeconómicas, la familia, la ecología, la educación, etcétera.

Pero sí hay momentos en que los cristianos debemos valorar muy especialmente en qué partido depositamos nuestra confianza, y éste es en España uno de esos momentos.

Porque, como decía antes, estamos asistiendo a unas políticas y reformas del partido en el Gobierno que no redundan en el bien común.

Por tanto, considero que el voto católico debería dirigirse hacia partidos que defiendan el humanismo de raíz cristiana desde el reconocimiento y respeto al pluralismo de nuestras sociedades.

Partidos que también tengan el compromiso de trabajar para fortalecer unas bases éticas comunes que contengan los valores fundamentales del hombre, y por una convivencia integradora.

En el momento actual, en España esto es una gran necesidad y un gran reto para los partidos políticos que busquen realmente el bien común.

--Desde su experiencia política, ¿cómo es posible que haya habido un giro tan radical en las políticas sobre sexualidad y familia en Occidente en tan poco tiempo?

-- Mercedes Aroz: Considero que este giro se inscribe en la secularización de las sociedades occidentales y en la evolución del pensamiento contemporáneo caracterizado por el rechazo a los imperativos y a conceptos universales, con la consiguiente pérdida de referencias últimas.

Esto ha significado que hoy se considere fundamental la autonomía ética y el respeto a la propia conciencia individual, algo que constituye sin duda un gran avance en el desarrollo de nuestras sociedades.

Sin embargo, este cambio ha llevado a un momento histórico en el que se manifiesta una pérdida de orientación personal, una crisis de valores morales y un cierto malestar cultural.

Éste es el contexto en el que el cristianismo debe desenvolverse.

Por ello, para que los valores cristianos progresen, hay que utilizar argumentos convincentes y mostrar su vinculación a la dignidad de la persona y a los derechos humanos.

Ésta es la única referencia objetiva que hoy parece que puede ser asumida por todos los ciudadanos en nuestras sociedades seculares y pluralistas.

En la situación actual, el cristianismo tiene un papel fundamental, pues existe el riesgo de que el vacío moral de nuestras sociedades lleve al deterioro de las tradiciones humanistas.

La mera valoración negativa de los problemas existentes, sin incorporar el diálogo con la cultura actual y la apertura a la que nos invita el Concilio Vaticano II, no contribuye a construir un futuro ético en el que los cristianos debemos participar.

Wednesday, May 20, 2009

“El aborto daña peligrosamente la salud psíquica de la mujer”

NATALIA LÓPEZ MORATALLA, CATEDRÁTICA DE BIOQUÍMICA Y BIOLOGÍA MOLECULAR
20/05/2009 | ALBAdigital
"El cuerpo de la mujer guarda memoria de cada hijo".
El aborto es siempre un drama para la mujer. La catedrática Natalia López Moratalla lo explicó claramente a la subcomisión del Congreso. “El aborto espontáneo genera una situación anímica, de duelo, que difiere en su naturaleza de la generada con el aborto voluntario. Se conoce con el término síndrome postraumático, un conjunto de graves trastornos psíquicos originados por una experiencia, trauma, que bloquea el funcionamiento cerebral, especialmente la memoria emotiva. El aborto se relaciona con el aumento del riesgo de una amplia gama de alteraciones de la ansiedad (ataques y desórdenes de pánico, síndrome postraumático, agorafobia), del ánimo (trastorno bipolar, manía, depresión), y abuso de sustancias (alcohol, drogas y drogodependencia).
Un artículo publicado en una importante revista de psiquiatría recoge las alteraciones psíquicas y de conducta de mujeres que han abortado. El análisis de la muestra estadística es impecable. En todos los casos los controles son mujeres de toda condición social, cultura, etc. e incluso que han sufrido algún aborto espontáneo. Estas últimas, de las que el 25% sufre trastornos psíquicos, no presentan el riesgo de las enfermedades que padecen las mujeres con abortos voluntarios. La conclusión es clara: el aborto voluntario genera un aumento del riesgo de sufrir 15 trastornos psíquicos; el aborto voluntario contribuye significativamente (entre el 4,3% y 16,6%) en la incidencia de estos trastornos”, explicó.
Moratalla apuntó que los estudios de neuroimagen muestran la profunda huella que deja el aborto en el cerebro de la mujer: “Las imágenes cerebrales de mujeres con el síndrome postrauma tras aborto que no habían sufrido previamente ningún tipo de alteración psíquica muestran la misma lesión cerebral que otros pacientes con este trastorno. Se trata de una disminución del volumen de una región cerebral, el hipocampo, que procesa la memoria emocional”. Añadió además que otros estudios muestran una correlación entre aborto y suicidio: “En todos los países el riesgo de suicidio es siempre mayor en mujeres que abortaron voluntariamente”. Por todo ello, considera que hoy en día la conclusión no admite dudas: “El aborto daña peligrosamente la salud psíquica de la mujer. Daños que se suman a los que afectan a su salud física y reproductiva. Necesitamos un mínimo de sensibilidad para las cuestiones de igualdad porque el aborto supone una violencia de género”, aseguró.
López Moratalla explicó que el cuerpo de la mujer, y especialmente su cerebro, nunca será igual al de antes de engendrar. “Entre otros cambios, algunas células de la sangre del feto y de la placenta pasan a la circulación de la madre. Estas células fetales jóvenes permanecen en reserva, especialmente en la médula ósea de la madre, para después distribuirse por distintos órganos y contribuir en los procesos de reparación. El cuerpo de la mujer guarda memoria de este regalo de cada hijo”, afirmó.
Después de concebir un hijo se configura, según la experta, el cerebro materno: “Ha dicho Wilke que ‘es muy fácil sacar al hijo del útero de su madre, pero muy difícil sacárselo de su pensamiento’. Ésa es una experiencia universal de la mujer que sufre un aborto, sea cual sea su cultura o sus convicciones. Es universal porque las hormonas producidas en el proceso natural de la gestación inducen un intenso proceso neurobiológico que configura el que se llama cerebromaterno. Desde la 8ª semana la hormona sexual femenina progesterona aumenta entre 10 y 100 veces en el cerebro y reduce la respuesta emocional y física al estrés de la mujer gestante. Esta hormona estimula la producción de hormonas cerebrales como la oxitocina (hormona de la confianza) o la dopamina (reguladora de movimientos y sistemas de premio-recompensa). La oxitocina regula la actividad específica del núcleo de comunicación que conecta los circuitos del conocimiento con aquellos que procesan las emociones. Se crea de este modo el vínculo natural de apego hacia las crías; vínculo que permite la supervivencia de as especies sobre la Tierra”, dijo.
El cerebro de la mujer cambia mucho durante el embarazo. “Las técnicas modernas de neuroimagen nos han permitido recientemente conocer el entramado neurobiológico de vínculos afectivo-emocionales, al mostrarnos los circuitos cerebrales implicados en las emociones que suscitan tanto la visión de fotografías o vídeos del hijo como la audición de su risa o su llanto. En el cerebromaternal se activan las áreas del sistema de recompensa y se silencian las implicadas en el juicio negativo. La tecnología muestra lo que la humanidad ha sabido siempre: toda madre es partidaria de sus hijos. El cerebromaternal, creado durante el embarazo, es un cerebro siempre atento y expectante a las necesidades que demanda el hijo”, dijo. La doctora aseguró que “el embarazo en sí mismo tiene un efecto beneficioso para la salud psíquica de lamujer”.
Vivos desde la fecundación
El comienzo de la vida en el momento de la concepción es hoy una evidencia científica. Así lo sostuvo la presidenta de la Asociación Española de Bioética y Ética Médica ante la subcomisión. “La observación del proceso de fusión de los gametos -óvulo y espermatozoide- ha permitido tener una señal visible de la aparición del nuevo ser. La exploración microscópica permite apreciar un halo de luz que da al cigoto la apariencia de un sol. Este fenómeno de polarización de la luz manifiesta que la realidad que aparece tras la fecundación no es una mera célula simétrica que semultiplica dando otras iguales a sí misma. No; es una célula que tiene una estructura asimétrica con dosmitades desiguales y por ello polariza la luz”.
La doctora analizó las fases de desarrollo de la vida y contó cómo con la anidación la comunicación con lamadre se hace más íntima: “No sólo se envían señales, sino que conectan cuerpo a cuerpo, intercambian células y establecen una circulación materno-fetal. Para entonces, y de nuevo a instancia del hijo, han creado entre ambos un entorno único de tolerancia inmunológica. El sistema inmunitario está preparado para reconocer lo extraño.
Y si en ello ve peligro, para rechazarlo. El embrión presenta al sistema inmunitario de la madre los componentes de esa mitad suya que es de origen paterno, y silencia todas las células maternas. El componente paterno generaría el natural rechazo, pues la madre detecta un cuerpo mitad extraño a ella. Pero el sistema inmunitario permite que siga adelante el proceso natural de gestación en medio de un espacio de tolerancia. El cuerpo de la madre reconoce al hijo como distinto de ella pero con señal de no peligro”, dijo.
Explicó que el día 15, al terminar la implantación, el embrión adquiere la estructura en tres capas. Lamayoría de las células se han hecho ya sólo multipotentes. Madurarán a células madre precursoras de todos los órganos, tejidos y sistemas del cuerpo, según el sitio que ocupen.Y lo harán con un calendario propio y preciso. El día 16 comienzan a formarse los vasos, la sangre y las células cardiacas desde la capa del centro. Y las neuronales desde la capa dorsal.
Viables fuera de la madre
Moratalla explicó a la subcomisión que en la 3ª semana se inaugura la circulación sanguínea propia del embrión, impulsada por el flujo de la sangrematerna.Y aparece el esbozo del corazón como centro motor de la circulación. Latirá por primera vez el día 21. Después avanza la maduración, la última la de los pulmones, de tal maneraque en la semana 20 el feto, organizado espacialmente antes de la cuarta semana, concluye el desarrollo. La catedrática subrayó que en la semana 22 es viable fuera de la madre. “Un prematuro necesitará los cuidados propios de todo recién nacido, y los servicios de la Medicina neonatal; es un paciente de los profesionales sanitarios, que no necesita a la madre para sobrevivir. Por tanto, hoy podemos afirmar que interrumpir el proceso natural de la gestación, destruyendo al feto, sano o enfermo, es un aborto antes de las semana 22 y un infanticidio después de esa fecha”, aseguró.
El tercer supuesto: discriminación por discapacidad
La doctora recordó que la Convención de la ONU sobre derechos de las personas con discapacidad, ratificada por España, no admite el tercer supuesto de despenalización del aborto por constituir un trato desigual por motivos de discapacidad. Sostiene que esta discriminación olvida que “las personas con discapacidad son parte de la diversidad humana y ofrecen contribuciones únicas a través de su discapacidad”. “La eliminación de los embriones no conformes a una determinada regla de normalidad conduce a un desprecio de los nacidos y adultos portadores del mismo defecto -argumentó Moratalla-. Es llamativo, en este sentido, el impacto del diagnóstico prenatal sobre la desaparición masiva de nacidos con síndrome de Down”. Afirmó además que el avance de la terapia celular apunta ya a una posible corrección del desarrollo del cerebro del embrión con síndrome de Down en un futuro no muy lejano.

Los avisos del adolescente agresor

Patricia Morén. Barcelona - Miércoles, 20 de Mayo de 2009. Diario Médico.
Conducta antisocial. El 15 por ciento de los niños y adolescentes de entre 7 y 18 años tienen conductas antisociales que se manifiestan en comportamientos muy variopintos y que pueden perpetuar en su vida adulta.
-¿Es posible predecir qué menores serán agresores? Un estudio de campo del sociólogo Ramón Quilis, vinculado a la Sociedad Catalana de Pediatría, ha analizado cuáles son las señales o avisos que dan los adolescentes como potenciales agresores y a los que se puede prestar atención en cualquier protocolo de sospecha para identificarlos.
¿Se puede anticipar el comportamiento agresivo de un adolescente? La respuesta es sí. Existen ciertas conductas preocupantes, es decir, que perduran en el tiempo y que pueden comprometer la salud de la comunidad y la del propio sujeto que las exhibe, como ciertos comportamientos extravagantes, impulsivos, obsesivos y paranoicos que pueden poner sobre la pista al entorno más próximo de estos menores.
La lista de estas conductas es amplia. Entre ellas, el sociólogo Ramon Quilis, adscrito a la Sociedad Catalana de Pediatría (SCP), cita las siguientes: chulería, mentira, venganza, desafío, desinhibición, disrupción, altanería, predisposición destructiva, personalismo, evasividad, aversividad, intolerancia, llevar armas (armamenticidad) y destruir objetos (o clastomanía).
Se estima que el 15,5 por ciento de los niños y adolescentes, de entre 7 y 18 años, tienen conductas antisociales con proyección en su vida adulta y que se manifiestan en distintos tipos de conductas disruptivas, según información de Quilis. De ellos, el 9,6 por ciento son chicos y el 5,5 por ciento, chicas.
En un estudio de campo realizado en 335 adolescentes catalanes de la Enseñanza Secundaria Obligatoria (ESO), Quilis ha detectado la existencia de un diagnóstico patológico previo en 125 de estos escolares.
Los más comunes en la muestra analizada fueron el trastorno por déficit de atención con hiperactividad (9,2 por ciento de los casos); el desafiante opositor (5,3); el de ansiedad (20,2); el obsesivo compulsivo (1,4); el paterno-filial (16); el adaptativo (13,8); el del estado anímico (13,1); el específico del aprendizaje (3,9); el síndrome de Tourette (0,7); el trastorno general del desarrollo (2,1); el retraso mental (1,8); y los trastornos de conducta (5).
Uno de esos trastornos antisociales es el negativista desafiante, que afecta a entre un 4 y un 5 por ciento de los niños y a entre un 2 y un 3 por ciento de las niñas, y cuya manifestación tiene su pico de máxima intensidad a los 15,5 años. Y otro ejemplo es el trastorno disocial, que pasa de ser sólo el 2,2 por ciento en la infancia al 9 por ciento en la adolescencia (es decir, su prevalencia aumenta en torno a un 22,2 por ciento en esta etapa vital), según el informe de Quilis.
Desafío y crueldad
¿Cuáles son las señales o avisos que dan los adolescentes de sus tendencias antisociales e, incluso, en algunos casos, de su potencial para agredir?
En su libro Siempre quieto, nunca distraído. ¿Nuestro hijo es hiperactivo?, el psiquiatra, neurólogo y pediatra Paulino Castells explica que los niños y adolescentes con un trastorno de la conducta desafiante muestran un "cuadro reiterativo de conducta negativista, desafiante, desobediente y hostil, dirigido a todas las figuras que representan la autoridad (padres, profesores, etc.)" y son propensos a las rabietas, pataletas, discusiones con los adultos, el desafío a los mayores, a ser rencorosos y vengativos, a incumplir las órdenes y a molestar deliberadamente a otras personas, además de culparlas por sus errores.
Y los niños con trastorno disocial manifiestan crueldad, agreden a personas y a animales; fanfarronean, a la par que amenazan e intimidan a los demás; inician peleas con armas como navajas o pistolas u objetos que pueden convertirse en ellas, como piedras, botellas rotas o unas tijeras o un simple bolígrafo -un material accesible en cualquier aula-; pueden forzar a alguien a cometer un acto sexual; destruyen o queman propiedades; mienten con facilidad y timan a otros; suelen hacer novillos en el colegio e, incluso, escaparse de casa y pasar la noche fuera de ésta, según informa Castells.
Precisamente, el absentismo y el fracaso escolar pueden ser también dos señales inequívocas de que algo no marcha bien en la mente de estos niños y púberes.
¿Qué observar?
Junto a los novillos y los malos resultados académicos, cualquier protocolo de sospecha de conductas preocupantes en menores debe analizar el riesgo de que se lesionen a sí mismos o a los demás; si presentan síntomas depresivos; si son consumidores de tóxicos, ya que "éstos son la causa exógena número uno del riesgo de neurosis y esquizofrenia"; y si asumen papeles patológicos, según Quilis.
En referencia a los comportamientos autolesivos, este sociólogo ha recordado que, según diferentes estudios, desde 1950 se ha detectado un incremento progresivo de estas conductas en adolescentes y jóvenes y que las tasas de suicidio se han cuadruplicado en treinta años, entre 1957 y 1987.
El suicidio podría considerarse el máximo exponente de las conductas extravagantes en los menores y los datos a este respecto no son nada halagüeños. En la actualidad, ésta es la cuarta causa de muerte entre los 10 y los 15 años y la tercera entre los 15 y los 25. Para evitar estos lamentables sucesos, este sociólogo anima a padres, educadores y pediatras a fijarse en los detalles que pueden evitarlos. En relación con las conductas, deben estar atentos a las burlas, peleas, falta de respeto, agresiones previas y las provocaciones de los menores, así como el uso previo de armas de fuego, que es la segunda causa de muerte entre adolescentes. Y, en cuanto a los marcadores somáticos, a la rabia, estrés, miedo, venganza, distorsión de la realidad y fallo cognitivo. Las pistas están ahí, sólo hay que prestarles atención.

Sunday, May 17, 2009

Directrices para evaluar el Reiki como terapia alternativa

WASHINGTON, sábado, 16 mayo 2009 (ZENIT.org).- Publicamos el documento "Directrices para evaluar el Reiki como terapia alternativa" publicado por Comité Doctrinal de la Conferencia de Obispos Católicos de los Estados Unidos.
La traducción al español ha sido realizada por Luis Santamaría del Río, miembro de la Red Iberoamericana de Estudio de las Sectas (RIES), del original inglés (http://www.usccb.org/dpp/Evaluation_Guidelines_finaltext_2009-03.pdf), y ha sido autorizada por la Conferencia de Obispos Católicos de los Estados Unidos (USCCB), depositaria de los derechos de autor, que ha permitido también su difusión.
* * *1. Con frecuencia se formulan preguntas sobre las diversas terapias alternativas disponibles en los Estados Unidos. A los obispos se les pregunta en ocasiones: «¿Cuál es la posición de la Iglesia sobre estas terapias?» El Comité Doctrinal de la USCCB ha preparado este recurso para asistir a los obispos en sus respuestas.
I. CURACIÓN POR GRACIA DIVINA Y CURACIÓN POR PODERES NATURALES
2. La Iglesia reconoce dos clases de curación: la curación por gracia divina y la curación que utiliza los poderes de la naturaleza. En cuanto a la primera, podemos señalar al ministerio de Cristo, que realizó muchas curaciones físicas y encargó a sus discípulos continuar esa tarea. Siendo fieles a este encargo, desde el tiempo de los apóstoles la Iglesia ha intercedido a favor del enfermo mediante la invocación del nombre del Señor Jesús, pidiendo la curación por el poder del Espíritu Santo, ya sea en la forma de la imposición sacramental de las manos y la unción con el óleo, ya sea en la forma de simples oraciones por la curación, que a menudo incluyen una invocación a los santos para conseguir su ayuda. En cuanto a la segunda, la Iglesia nunca ha defendido la curación divina -que viene dada como un don de Dios- como excusa para excluir el recurso a los medios naturales de curación a través de la práctica de la medicina (1). Junto con su sacramento de curación y con las diversas oraciones para la sanación, la Iglesia cuenta en su haber con una larga historia de cuidado de los enfermos mediante la utilización de medios naturales. El signo más obvio de esto es el gran número de hospitales católicos que se encuentran en todo nuestro país.
3. Las dos clases de curación no son excluyentes. El hecho de que sea posible ser curado por el poder divino, no significa que no debamos recurrir a los medios naturales que están a nuestra disposición. No nos corresponde a nosotros decidir si Dios curará o no a alguien con medios sobrenaturales. Como afirma el Catecismo de la Iglesia Católica, el Espíritu Santo da en ocasiones a algunas personas «un carisma especial de curación para manifestar la fuerza de la gracia del Resucitado» (2). Sin embargo, este poder de curación no está a disposición del hombre, porque «ni siquiera las oraciones más fervorosas obtienen la curación de todas las enfermedades» (3). Por lo tanto, el recurso a los medios naturales de curación sigue siendo totalmente apropiado, ya que están a disposición del hombre. De hecho, la caridad cristiana exige no negarles a las personas enfermas los medios naturales de curación.
II. REIKI Y CURACIÓN
A) Los orígenes y las características básicas del reiki
4. El reiki es una técnica de curación inventada en Japón a principios del siglo XIX por Mikao Usui, que estudiaba textos budistas (4). De acuerdo con la enseñanza del reiki, la enfermedad es consecuencia de algún tipo de trastorno o desequilibrio en la «energía vital» de la persona. Un practicante de reiki lleva a cabo la curación al poner sus manos en determinadas posiciones sobre el cuerpo del paciente para así facilitar el flujo del reiki, la «energía vital universal», del practicante al paciente. Hay numerosas posiciones de las manos para tratar diferentes problemas. Los partidarios del reiki aseguran que el practicante no es la fuente de la energía sanadora, sino simplemente un canal para que fluya (5). Para llegar a ser un practicante de reiki, la persona debe recibir una «iniciación» o «armonización» por parte de un Maestro reiki. Esta ceremonia hace que la persona esté «armonizada» con la «energía vital universal», lo cual le permite servir como un conducto para ella. Se dice que hay tres niveles diferentes de armonización (algunos enseñan que son cuatro). En los niveles superiores, uno puede canalizar supuestamente la energía reiki y realizar curaciones a distancia, sin contacto físico.
B) El reiki como un medio natural de curación
5. Aunque los partidarios del reiki parecen estar de acuerdo en que no representa una religión en sí misma, sino una técnica que puede ser utilizada por gente de muchas tradiciones religiosas, el reiki tiene diversos aspectos de una religión. Con frecuencia se describe el reiki como un tipo de curación «espiritual», en oposición a los procedimientos médicos comunes de curación que emplean medios físicos. Gran parte de la literatura sobre el reiki está llena de referencias a Dios, a la Diosa, al «poder de curación divino» y a la «mente divina». Afirman que la energía vital procede directamente de Dios, la «Inteligencia Superior» o la «conciencia divina». Asimismo, las diversas «armonizaciones» que el practicante de reiki recibe de un Maestro reiki se logran a través de «ceremonias sagradas» (que tradicionalmente han sido mantenidas en secreto por los Maestros reiki). Además, se describe frecuentemente al reiki como un «modo de vivir», con una lista de cinco «preceptos reiki» que prescriben una conducta ética apropiada.
6. Sin embargo, hay algunos practicantes de reiki, sobre todo enfermeras, que intentan acercarse al reiki como un mero medio natural de curación. Pero si se considera como un medio natural de curación, el reiki pasa a ser evaluado bajo los parámetros de las ciencias naturales. Es cierto que puede haber medios de curación natural que no hayan sido entendidos o reconocidos por la ciencia. Sin embargo, la ciencia es la que proporciona los criterios fundamentales para juzgar si alguien se debe confiar o no a un medio natural de curación en concreto.
7. Juzgado de acuerdo con estos parámetros, el reiki carece de credibilidad científica. No ha sido aceptado por las comunidades científicas y médicas como una terapia efectiva. Faltan estudios científicos acreditados que atestigüen la eficacia del reiki, así como la explicación científica plausible de cómo podría posiblemente ser eficaz. La explicación de la eficacia del reiki depende enteramente de una cosmovisión particular que ve el mundo como permeado por esta «energía vital universal» (reiki) que está sujeta a la manipulación por el pensamiento y la voluntad humanos. Los practicantes de reiki afirman que su capacitación les permite canalizar la «energía vital universal» que está presente en todas las cosas. Sin embargo, esta «energía vital universal» es desconocida para la ciencia natural. Como la presencia de tal energía no se ha observado por los medios de la ciencia natural, la justificación para estas terapias debe provenir necesariamente de algo diferente a la ciencia.
C) El reiki y el poder sanador de Cristo
8. Algunas personas han intentado identificar el reiki con la curación divina conocida por los cristianos (6). Se equivocan. La diferencia radical puede apreciarse de inmediato en el hecho de que para el practicante de reiki el poder sanador está a disposición del hombre. Algunos maestros quieren eludir esta implicación y arguyen que no es el practicante de reiki quien realiza personalmente la curación, sino la energía reiki dirigida por la conciencia divina. No obstante, la realidad es que para los cristianos el acceso a la curación divina es mediante la oración a Cristo como Señor y Salvador, mientras que la esencia del reiki no es una oración sino una técnica que transmite el «Maestro reiki» al alumno, una técnica que una vez que se llega a dominar, producirá formalmente los resultados previstos (7). Algunos practicantes intentan cristianizar el reiki añadiendo una oración a Cristo, pero esto no afecta a la naturaleza esencial del reiki. Por estas razones, el reiki y otras técnicas terapéuticas similares no pueden identificarse con lo que los cristianos llamamos curación por la gracia divina.
9. La diferencia entre lo que los cristianos reconocemos como curación por la gracia divina y la terapia reiki también queda de manifiesto en los términos básicos que utilizan los partidarios del reiki para describir lo que sucede en la terapia reiki, particularmente en lo relativo a la «energía vital universal». Ni la Escritura ni la tradición cristiana en su conjunto consideran el mundo natural como algo basado en la «energía vital universal» que quede sujeto a la manipulación por parte del poder natural humano del pensamiento y de la voluntad. De hecho, esta cosmovisión tiene sus orígenes en las religiones orientales y tiene un cierto carácter monista y panteísta, en el que las distinciones entre uno mismo, el mundo y Dios tienden a diluirse (8). Como hemos visto, los practicantes de reiki son incapaces de diferenciar con claridad entre el poder de curación divino y el poder que está a disposición del hombre.
III. CONCLUSIÓN
10. La terapia reiki no encuentra apoyo ni en los hallazgos de la ciencia natural ni en la doctrina cristiana. Para un católico, creer en la terapia reiki plantea problemas irresolubles. En términos del cuidado de la salud física propia o la de los demás emplear una técnica que no tiene apoyo científico (ni siquiera plausibilidad) por lo general no es prudente.
11. En términos del cuidado de la salud espiritual personal, existen importantes peligros. Para usar el Reiki, uno tendría que aceptar, al menos de forma implícita, conceptos claves de la cosmovisión que subyacen a la teoría reiki, elementos que no pertenecen ni a la fe cristiana ni a la ciencia natural. Sin justificación ni en la fe cristiana ni en la ciencia natural, no obstante, un católico que pone su confianza en el reiki estaría actuando en la esfera de la superstición, tierra de nadie que no es la fe ni la ciencia (9). La superstición corrompe la adoración personal de Dios, ya que conduce el sentimiento religioso personal y la práctica hacia una dirección equivocada (10). Dado que a veces la gente cae en la superstición por ignorancia, es responsabilidad de todos los que enseñan en el nombre de la Iglesia eliminar tal ignorancia en la medida de lo posible.
12. Dado que la terapia reiki no es compatible ni con la doctrina cristiana ni con la evidencia científica, no sería apropiado para las instituciones católicas -como aquellas encargadas del cuidado de salud o los centros de retiro- o para las personas que representan a la Iglesia -como los capellanes católicos- promover o prestar apoyo a la terapia reiki.
Mons. William E. Lori (Presidente)
Obispo de Bridgeport
Mons. John C. Nienstedt
Arzobispo de St. Paul y Minneapolis
Mons. Leonard P. Blair
Obispo de Toledo
Mons. Arthur J. Serratelli
Obispo de Paterson
Mons. José H. Gómez
Arzobispo de San Antonio
Mons. Allen H. Vigneron
Obispo de Oakland
Mons. Robert J. McManus
Obispo de Worcester
Mons. Donald W. Wuerl
Arzobispo de Washington
NOTAS AL PIE
1. Cf. Congregación para la Doctrina de la Fe, Instrucción sobre las oraciones para obtener de Dios la curación (14 de septiembre de 2000), I, 3: «Obviamente, el recurso a la oración no excluye, sino que al contrario anima a usar los medios naturales para conservar y recuperar la salud, así como también incita a los hijos de la Iglesia a cuidar a los enfermos y a llevarles alivio en el cuerpo y en el espíritu, tratando de vencer la enfermedad».
2. Catecismo de la Iglesia Católica, n. 1508.
3. Catecismo de la Iglesia Católica, n. 1508.
4. También se afirma que simplemente redescubrió una antigua técnica tibetana, pero se carece de pruebas que corroboren esta afirmación.
5. Sin embargo, como veremos más abajo, las distinciones entre uno mismo, el mundo y Dios tienden a desmoronarse en el pensamiento reiki. Algunos maestros de reiki explican que al final uno alcanza la comprensión de que uno mismo y la «energía vital universal» son uno, «que somos fuerza vital universal y que todo es energía, incluidos nosotros mismos» (Libby Barnett - Maggie Chambers - Susan Davidson, Reiki Energy Medicine: Bringing Healing Touch into Home, Hospital, and Hospice [Rochester, Vt.: Healing Arts Press, 1996], p. 48; cf. también p. 102).
6. Por ejemplo, cf. «Reiki and Christianity» en http://iarp.org/articles/Reiki_and_Christianity.htm, y «Christian Reiki» en http://areikihealer.tripod.com/christianreiki.html, y la web www.christianreiki.org.
7. Los Maestros de reiki ofrecen cursos de capacitación con varios niveles de avance, servicios por los que los maestros exigen una remuneración pecuniaria significativa. El alumno tiene la expectativa y el Maestro de reiki ofrece la garantía de que la inversión que hace de tiempo y dinero le permitirá llegar a dominar una técnica que producirá los resultados esperados.
8. Aunque esto parece implícito en la doctrina reiki, algunos de sus partidarios plantean explícitamente que al final no existe una distinción entre uno mismo y el reiki. «La alineación con uno mismo y ser reiki es un proceso abierto. La buena voluntad para dedicarse a este proceso favorece tu evolución y puede llevarte al reconocimiento sostenido y a la experiencia final de que tú eres fuerza vital universal» (The Reiki Healing Connection [Libby Barnett, M.S.W.], http://reikienergy.com/classes.htm, con acceso el 6/2/2008 [énfasis en el original]). Diane Stein resume el sentido de algunos de los «símbolos sagrados» usados en la armonización del reiki como «La Diosa en mí saluda a la Diosa en ti», «Hombre y Dios llegando a ser uno» (Essential Reiki Teaching Manual: A Companion Guide for Reiki Healers [Berkeley, Cal.: Crossing Press, 2007], pp. 129-131). Anne Charlish y Angela Robertshaw explican que la armonización superior del reiki «señala un cambio del ego y de uno mismo a un sentimiento de unidad con la energía vital universal» (Secrets of Reiki [New York, N.Y.: DK Publishing, 2001], p. 84).
9. Algunas formas de reiki enseñan la necesidad de invocar la asistencia de seres angélicos o «guías espirituales reiki». Esto introduce el riesgo lejano de exposición a fuerzas o poderes malévolos.
10. Cf. Catecismo de la Iglesia Católica, n. 2111; Santo Tomás de Aquino, Summa theologiae II-II, q. 92, a. 1.

Saturday, May 16, 2009

Por primera vez en 15 años más estadounidenses están en contra del aborto

Por primera vez en 15 años los contrarios al aborto son mayoría en Estados Unidos, indica una encuesta de Gallup, que revela que un 51% de los estadounidenses se declara contrario al aborto o 'pro-vida', reduciéndose al 42% los que se declaran a favor de éste o 'pro-elección'.

Este estudio, que se llevó a cabo entre los días 7 y 10 de mayo y que forma parte de la encuesta anual de Gallup sobre valores y creencias, contrasta significativamente con el del año pasado, en el que un 50% se declaró 'pro-elección' y un 44% 'pro-vida'.
El asunto de la legalidad del aborto divide la opinión de los estadounidenses ya que un 23% se declara en contra bajo cualquier circunstancia y un 22% está a favor de que lo sea en cualquier caso.
'Esto contrasta con los últimos cuatro años, cuando Gallup encontró una fuerte inclinación en las actitudes públicas a favor del aborto ilimitado', detalló hoy la organización en su página web.
La mayoría de los encuestados prefiere que el aborto sea legal tan solo en determinadas circunstancias, mostrándose a favor de esta fórmula un 53%.
El estudio revela que 'los republicanos se están moviendo hacia la derecha', ya que los seguidores del Partido Republicano que se declaran 'pro-vida' han aumentado en un 10% respecto del año pasado, de un 60 a un 70%, mientras que en el lado demócrata no se ha percibido apenas variación.
Gallup afirma que la aceptación del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, a recibir un cargo honorífico por la universidad católica romana de Notre Dame puede haber influido en el resultado de esta encuesta, ya que 'la invitación ha sido muy criticada por los católicos conservadores y la jerarquía eclesiástica'.
Los resultados encontrados por Gallup reiteran lo ya encontrado en otras encuestas como la del Centro de Investigación Pew, que reveló el pasado 30 de abril que el porcentaje de aquellos a favor del aborto en cualquier circunstancia había disminuido del 54 al 46%.

Tuesday, May 12, 2009

Otra decisión polémica de este Gobierno: La píldora abortiva del día después se podrá comprar sin receta en la farmacia

El prospecto del medicamento advierte de que "no existen estudios" sobre los efectos adversos en menores. 11/05/2009 | Luis Losada Pescador
La ministra de Sanidad de España ha anunciado la decisión de la Agencia del Medicamento de incluir la PDD entre los fármacos de libre dispensación en las oficinas de farmacia. Hasta ahora la PDD se dispensaba exclusivamente en los hospitales y en los centros de planificación familiar.
No hará falta receta médica ni habrá controles. Tampoco sobre las menores. Jiménez calcula que en tres meses se podrá disponer de la PDD en todas las oficinas de farmacia. La decisión se enmarca en la estrategia del gobierno en materia de salud y sexual y reproductiva. De hecho la nueva ley del aborto libre -que se llamará Ley de Salud Sexual y Reproductiva- incluye un apartado dedicado a la prevención de embarazos inesperados: formación, anticoncepción y PDD.
Jiménez ha reiterado que la PDD es anticonceptiva y no es abortiva. Esto es Falso. La PDD es un compuesto de doble barrera: impide la fecundación, pero también la anidación. Es decir, en caso de que falle la primera barrera, nos encontramos ante un aborto químico que en algunas estadísticas de Sanidad se incluyó como aborto.
Pero la titular de Sanidad insiste en la falsedad a pesar de la evidencia científica. En la lógica de su falacia, “ningún farmacéutico debería de oponerse”. ¿Significa eso que el Ministerio va a manifestar tolerancia cero hacia los farmacéuticos que objeten al considerar que la PDD puede ser abortiva?, le pregunta ALBA digital. La ministra no responde, pero cabe interpretar que el Gobierno perseguirá a los objetores como lo ha hecho con la polémica Educación para la Ciudadanía.
Por otra parte, la ministra insiste en que los efectos negativos son “inexistentes”. ¿Entonces por qué insiste en que se trata de un fármaco “de emergencia, excepcional”? Por último: no habrá controles para la dispensación del fármaco a las menores. “No existen efectos adversos”. El prospecto sin embargo, advierte de los riesgos existentes para las menores adultas. Y la descripción del medicamento accesible por los farmacéuticos advierte de que en el caso de las menores de 16 años, “no existen estudios” sobre los eventuales efectos adversos.

Thursday, May 7, 2009

Bernard Nathanson: “He sido un asesino en serie” Fue denominado “El rey del aborto”

04/05/2009 | Gonzalo Altozano. Albadigital
Bernard Nathanson en su casa de Nueva York. // Foto: Gonzalo Altozano
No ocurrió así, pero tras los atentados del 11-S Nueva York bien pudo haber amanecido empapelada con carteles de Bernard Nathanson y el jefe de Al Qaeda y debajo de sus retratos este texto: “Uno de estos hombres es responsable de la muerte de 75.000 personas. El otro se llama Osama bin Laden”. La comparación difícilmente molestará a Nathanson, que no ha dudado en compararse con el jerarca nazi Adolf Eichmann. Pocos norteamericanos como Bernard Nathanson han trabajado tan duro para hacer del aborto un derecho constitucional. Por su labor de agitador y propagandista (en 1969 fue cofundador de la Asociación para la Revocación de las Leyes contra el Aborto) lo bautizaron ‘el rey del aborto’.Pero no sólo por eso lo llamaron así, también porque en el dorso de su juramento hipocrático (es doctor en Medicina por la Universidad McGill, Canadá) hay 75.000 muescas, una por cada aborto dirigido, la mayoría en el Centro de Salud Reproductiva y Sexual de Nueva York, del que fue director de comienzos de 1971 a finales de 1972. Tras su salida de la siniestra clínica pasó a ser jefe del servicio de Obstetricia en el hospital St. Luke’s. Nathanson atribuye a la Providencia y no a la casualidad que su llegada al hospital coincidiese con la instalación de una nueva tecnología: los ultrasonidos. “Por primera vez, podíamos ver el feto humano, crear un vínculo con él y quererlo”, recuerda.
Los ultrasonidos atiborraron de dudas al ‘rey del aborto‘. “Seguí practicando abortos por motivos que consideraba justificados, como eran la violación o el incesto. Pero las tensiones morales iban creciendo hasta hacerse insoportables. En 1979 hice mi último aborto. Había llegado al convencimiento de que, fueran cuales fuesen las circunstacias, el aborto era un crimen”. Es entonces cuando ingresa en las filas pro vida. Años después se convertiría al catolicismo. Todo esto lo cuenta Nathanson en La mano de Dios, su apasionante testimonio, un libro de capítulos con títulos como puñetazos. Pero el libro fue publicado en 1996 y en sucesivas ediciones apenas se ha actualizado, con lo que eso significa de vacío biográfico.
Hoy, Bernard Nathanson vive con su mujer, Christianne (una bailarina de ballet más joven que él), entre Virginia y Nueva York. Es en su apartamento de Manhattan, en un edificio a orillas del Hudson, con toldo en el portal y conserje con la dirección bordada en la chaqueta del uniforme, donde tiene lugar la entrevista. A los que conozcan a Nathanson por la versión en castellano de El grito silencioso -documental presentado por él mismo y en el que se muestra el despedazamiento de un feto de doce semanas- quizás les llame la atención su voz, grave y pausada, nada parecida a la del doblador, tan de factoría Disney. Y hablando de vídeos y doblajes, da comienzo la entrevista.
-Circula por internet un vídeo doblado al español en el que usted se presenta ante el público de una conferencia como un asesino en serie. ¿Se considera tal o se trata de una licencia del doblador?
-La frase seguramente fuera mía. Si se piensa en frío, eso, asesino en serie, es lo que era cuando practicaba abortos. Claro que entonces no me hubiera definido así, entonces estaba convencido de que lo que hacía era por el bien de las mujeres. Por eso no me siento culpable, lo que no significa que no esté arrepentido.
- Su autobiografía, La mano de Dios, acaba en la cripta de la catedral de San Patricio, el 9 de diciembre de 1996, fecha en que el cardenal O’Connor le administró el sacramento del Bautismo.¿Qué ha sido de su vida estos años?
-He viajado por todo el mundo (América Central y del Sur, islas Filipinas, Australia, Nueva Zelanda, España…) dando charlas sobre el aborto. Hasta que hace un par de años comenzaron a fallarme las piernas y me diagnosticaron un cáncer. Ahora leo mucho, escribo algo, despacho la correspondencia y procuro ir a la iglesia, aunque a veces tiene que ser el cura el que viene a casa.
-¿Qué lee y de qué escribe?
-Cosas sobre aborto, fundamentalmente.
Tiene Nathanson una de esas bibliotecas que radiografían la vida y el alma de sus propietarios. Efectivamente, hay tomos y tomos sobre el aborto. Pero también están (al alcance de la mano, pues sólo con mucho esfuerzo Nathanson puede levantarse de su silla de ruedas) los autores que leyó durante su proceso de conversión: san Agustín, Merton, Muggeridge, Stern… También está Sigmund Freud, ya que antes de dejarse llevar por la mano de Dios, Nathanson fue un “judío superficial” que probó toda suerte de “remedios seculares”: alcohol, barbitúricos, libros de autoayuda y, por supuesto, psicoanálisis.
-¿Qué diría Freud de su relación con su padre?
-Que era una relación muy complicada. Él era un hombre extraordinario. Yo lo amaba y, al mismo tiempo, lo odiaba. En parte configuró mi carácter e inculcó en mí el interés por el aborto, entre otros asuntos.
A los que se asoman a su vida Nathanson les ruega “encarecidamente” que tengan en cuenta el -mal- ambiente familiar en que se crió: un hogar donde habitaban el odio y el cinismo, un padre terrible, una madre anulada y una hermana, Marion, que terminaría suicidándose. Nathanson fue un niño atormentado, y un adolescente y joven solitario, a su bola, cómodo en el mundo de los libros y las ideas, exitoso
con las mujeres, de escarceo en escarceo (siempre llevaba en la cartera un condón), que mendigaba amor y luego lo despreciaba.
-Una de las cosas de las que más se lamenta en sus memorias es no haberle prestado atención a su hijo, Joseph, cuando éste era niño. ¿Qué tal se llevan hoy?
-¡Oh, muy bien! Cena con nosotros una vez a la semana. Después de cenar, nos sentamos y hablamos. Cuida de mí y se lleva muy bien con mi mujer, que no es su madre. Y la madre de Joseph también se lleva muy bien con mi mujer. Porque yo he estado casado cuatro veces, ¿sabe? Tres de ellas antes de mi conversión al catolicismo. A mediados de los sesenta, entre un matrimonio y otro, Nathanson dejó embarazada a una mujer. No sólo la empujó a abortar, sino que le ofreció -gratis- sus servicios. La respuesta a qué sintió tras abortar a su hijo la da Nathanson en sus memorias: ni tristeza, ni arrepentimiento, ni remordimiento, sino el orgullo de la propia pericia, la satisfacción por el trabajo bien hecho. Es aquí cuando Nathanson no duda en compararse con el jerarca nazi: “Lo que yo sentía debía de ser algo muy similar a la inflada satisfacción de Adolf Eichmann viendo sus trenes cargando judíos hacia los campos de exterminio”.
El interés de Nathanson por el aborto lo comparte, en un sentido u otro, con millones de norteamericanos; tanto es así que fue uno de los asuntos que recientemente debatieron los ocho candidatos demócratas a la Casa Blanca. Y luego está la decisión del Tribunal Supremo, que prohíbe el aborto por nacimiento parcial, la primera victoria de los pro life en años. Del histórico fallo se entera Nathanson por teléfono y en mitad de la entrevista. Al colgar, no puede disimular una expresión de euforia contenida en su cara.
-¿Buenas noticias?
-¡Oh, sí, gratificantes! Era mi amigo el padre Richard Neuhaus, editor de la revista First Things. Llamaba para preguntar qué tal y para contarme algo que aún no ha salido en los periódicos: el Supremo ha declarado conforme a la Constitución la ley de 2003 que prohíbe el aborto por nacimiento parcial. ¡Hemos ganado por cinco a cuatro! (Anote que los cinco jueces que han votado a favor son católicos). Es una buenísima noticia,
un paso adelante.
-Parece que con Bush se están dando más pasos en contra del aborto que con Clinton, lo cual no es difícil.
-Bush es un presidente antiaborto, pero muchos de los burócratas deWashington no, así que el hombre no puede hacer más de lo que hace. A George Bush se le odia por la Guerra de Irak, pero también por su postura sobre el aborto. Antes incluso de lo de Irak, muchos liberales [en Estados Unidos liberal significa izquierdista] no se fiaban de él por eso.
-Y usted, ¿qué piensa de la guerra?
-Mire, yo soy un pro vida total: estoy en contra del aborto, la eutanasia, la pena de muerte y la guerra.
-Aquí, en su país, el aborto desata pasiones, ¿no?
-No tantas como Irak. Aunque una vez solucionado aquello, el aborto volverá a ocupar gran parte del debate público.
-Tiene escrito que el aborto puede conducir a Estados Unidos a una guerra civil.
-Suena fuerte, lo reconozco, pero así lo creo. Si el Tribunal Supremo diera la vuelta a la sentencia Roe vs.Wade y cada estado pasase a tener la competencia legislativa sobre el aborto, ocurriría que algunos estados lo permitirían y otros lo prohibirían. Podría pasar lo que en el siglo XIX con la esclavitud: que los que estaban en contra querían que los que estuvieran a favor estuviesen en contra y al revés, lo que condujo a una guerra civil. ¡Ojo! No digo que vaya a pasar con el aborto, digo que puede pasar. El aborto tiene ese potencial.
-¿Qué le parece la iniciativa de Sam Brownback de que a las mujeres que quieran abortar se las obligue antes a ver una ecografía de su hijo?
-La idea de Sam Brownback, que hace un año estuvo aquí en mi casa entrevistándose conmigo, me parece muy buena. Yo ya escribí sobre ella en 1983 basándome en un estudio de dos profesores de Chicago. Según este informe, está comprobado que si una mujer entra en una clínica abortista y se le enseña una ecografía de su bebé, hay nueve posibilidades contra una de que cambie de opinión.
Para nada está insinuando Nathanson que haya sido él quien iluminó en este punto al también católico converso Sam Brownback, primer republicano que ha hecho pública su intención de habitar la Casa Blanca cuando Bush la abandone el próximo noviembre. Porque Nathanson -es la impresión que da- es un hombre humilde, alguien nada acostumbrado a darse importancia. Se le nota en las entrevistas: no está cómodo hablando de sí y al primer descuido cambia el papel de entrevistado por el de entrevistador. Si es pudoroso hablando de su vida pública, lo es dos veces más hablando de la interior. Pero lo escueto de sus respuestas no resta un tanto así de interés -más bien al contrario- a una de las historias de conversión más apasionantes del siglo XX: la suya.

Saturday, May 2, 2009

La devaluación de la función paterna causa un grave daño a los hijos

Por Liliana Mijancos (Profesora de Derecho Civil de la universidad de Baleares y master en asesoramiento familiar por el Instituto Europeo de Estudios de la Educación)
Alba. 29/04/2009
La ausencia de la figura del padre, factor crucial en la actual crisis de la familia. Su papel es necesario para el desarrollo psicológico equilibrado de los niños. La ausencia del padre es la principal causa del retroceso en el bienestar de los niños. También es un factor crucial para comprender la crisis actual de la familia, según el francés Tony Anatrella, autor de ‘La diferencia prohibida. Sexualidad, educación y violencia’. Anatrella advierte de que la devaluación de la función paterna tiene consecuencias sobre la estructuración psíquica de los individuos y sobre la sociedad: causa debilitamiento de la imagen masculina, trastornos de la filiación, aumento de las conductas adictivas, pérdida del sentido de los límites (toxicomanías, bulimia/anorexia, prácticas sexuales reacciónales), dificultades para socializarse, etc.
La sociedad actual valora mucho la figura de la madre. Es verdad que ésta es una fuente de seguridad para el niño, pero la relación de la madre y el hijo necesita completarse con la función paterna. La figura del padre es necesaria para el desarrollo psicológico equilibrado de los hijos. El padre es el mediador entre el niño y la realidad; permite al hijo tomar iniciativas, “porque él ocupa una posición de tercero, de compañero de la madre, y no de madre bis”. Gracias a la figura del padre, el bebé aprende a diferenciarse de la madre y a adquirir autonomía psíquica.
Gracias a la relación con el padre, el niño y la niña adquieren también su identidad sexual. “La diferencia de sexos encarnada por el padre juega por otra parte un papel de revelación y de confirmación de la identidad sexuada. Tanto la chica como el chico tienen en efecto tendencia -apunta-, al comienzo, a identificarse con el sexo de la madre, y es el padre, en la medida en que es reconocido por ella, el que va a permitir al hijo situarse sexualmente”.
El padre excluido
¿Por qué se ha impuesto en nuestra sociedad esta idea de la ausencia del padre? Hoy se divulga la figura del padre indigno o incompetente, sostenida por la legislación y estereotipada por los medios de comunicación. “Así, en la mayor parte de los guiones de las series televisivas, es presentado como incapaz de situarse en la relación educativa, de ocuparse de adolescentes, menos todavía de proclamar las exigencias necesarias a la vida en sociedad, incluso de reprender cuando es necesario”, dice el experto.
Muchas mujeres reprochan a los hombres no cumplir con el papel de padre cuando, más o menos conscientemente, ellas se las han arreglado para no dejarles el lugar que les corresponde. “La madre aleja así al padre, con el riesgo de culparlo en un proceso perverso que le permite confirmar su poder y su sentimiento de omnipotencia sobre sus hijos, sobre el hombre y sobre el padre”, explica Anatrella.
La que está valorada sobre todo es la relación madre/hijo y el padre cree que tiene que ser a veces una segunda madre para hacerse aceptar. Algunos hombres, condicionados por este conformismo, han llegado a identificarse con “el modelo de ‘papás gallinas’, es decir, no un padre, sino más bien un hermano mayor o un tío”.
El desarrollo de los anticonceptivos y la trivialización del aborto han contribuido a sostener esta ilusión de que la mujer domina ella sola la procreación. De aquí ha surgido un eslogan: “Mi cuerpo me pertenece”. Afirmar esto es sobrentender que “la procreación me pertenece”. Los países occidentales han contribuido a reforzar esta concepción del padre excluido de la procreación. Así ocurre cada vez que se legisla pensando únicamente en “la madre en solitario”. El ejemplo cercano que describe Anatrella es el de las leyes francesas que, en caso de divorcio, hacen depender los derechos del padre de las buenas o malas relaciones que tenga con la madre. Lo mismo ocurre con las decisiones judiciales, al confiar sistemáticamente la custodia del hijo a la madre. Lo más grave del asunto es que la exclusión del padre penaliza también a los hijos.
La ausencia del padre tiene efectos muy negativos en su desarrollo. Según encuestas citadas por Anatrella, en Estados Unidos un niño tiene seis veces más riesgo de crecer en la pobreza y dos veces más de abandonar la escuela si ha sido educado por una madre sola que si pertenece a una familia constituida por dos padres, capaces de ofrecerle puntos de referencia. La consecuencia última de la ausencia del padre se manifiesta en el aumento de la violencia.
Repensar la familia
¿Cómo hemos llegado hasta aquí? Para Anatrella, el problema de la ausencia del padre está íntimamente ligado a otro problema más general: el de la desmembración de la familia constituida por un padre y una madre con hijos. “La familia se rompe, en efecto, sobre todo bajo la presión de la pareja actual en la que los individuos, en cuanto tales, no buscan más que su beneficio a través del otro. Se rompe también porque, muy a menudo, omite su papel educativo”.
La crisis de la familia se manifiesta en el descenso de matrimonios y la extensión de las uniones de hecho, la baja fecundidad, la multiplicación de divorcios. Pero tiene una causa más profunda: el problema está en las representaciones sociales de la familia, en la concepción que tenemos de ella. Para revalorizar la figura del padre, Anatrella propone recuperar el sentido de la familia. Se trata de redescubrir qué significa la experiencia del parentesco y la diferencia de generaciones. Ha de afirmarse que padre y madre son necesarios, que ninguno es más que el otro, que ninguno de ellos es sustituible o canjeable por el otro.
Tendemos a pensar que las madres son las principales educadoras de sus hijas, mientras que a los padres les corresponde un papel secundario. Esta distribución de roles olvida que, además de los cuidados y la relación materna, ellas necesitan un padre que les dedique tiempo y atención. Así lo defiende Meg Meeker, pediatra y consejera familiar, en su libro ‘Padres fuertes, hijas felices’.
Incluso Obama abordó en campaña lo que llama la “epidemia nacional de padres ausentes”, que se ha cobrado un elevado precio entre la comunidad negra de EEUU, ahondando y perpetuando la marginación y la pobreza. Los hijos de esas familias incompletas abandonan los estudios en gran proporción. Él mismo reconoce el daño que supone la ausencia paterna, por experiencia, ya que es hijo de un hombre que se separó de su madre. Desde que tenía dos años le educó ella sola, con ayuda de los abuelos maternos. “Sé el daño que me hizo no tener padre en casa; el hueco que hay en tu corazón cuando en tu hogar no tienes una figura masculina que te guíe y te abra camino. Por eso hace muchos años tomé la determinación de que estaba obligado a romper el ciclo: que si yo iba a ser algo en la vida, sería un buen padre para mis hijos”.

La reforma del aborto en España en manos de ministras sin hijos

Las Leyes abortistas amenazan a los niños

30/04/2009 | Rosa Cuervas-Mons. (Texto íntegro de esta información en el número 227 de ALBA).
60 años, soltera, sin hijos. 47 años, divorciada, sin hijos. 31 años, soltera, sin hijos. 32 años, casada, sin hijos. 32 años, soltera, sin hijos. Estos datos personales pertenecen a las biografías de María Teresa Fernández de la Vega, vicepresidenta del Gobierno; Trinidad Jiménez, ministra de Sanidad; Bibiana Aído, ministra de Igualdad; Carmen Montón, portavoz socialista de Igualdad en la subcomisión parlamentaria que estudió la reforma del aborto; y Leire Pajín, secretaria de Organización del PSOE, respectivamente, declarada abortista, que impulsó desde el PSOE la ampliación del aborto
Estas cinco mujeres son las protagonistas de la inminente reforma del aborto en España. Mujeres que, además de haberse posicionado a favor del aborto, tienen en común unas convicciones ideológicas que dejan lugar a pocas dudas sobre lo que se puede esperar de la nueva ley, más allá de los informes de los expertos.
Y es que desde que comenzó el debate sobre la reforma del aborto en España, los grupos pro vida y los partidos políticos contrarios a este proyecto han denunciado el sesgo ideológico de los responsables del cambio. Se criticó que el proyecto se dirigiese desde el más ideológico de los ministerios, el de Igualdad, y también que sólo los comparecientes citados por el PP en la subcomisión parlamentaria que estudió la reforma fueran pro vida, mientras que el PSOE llamó, nada menos, que a los responsables de los centros abortistas. Junto a Igualdad se implicó en el proyecto de Zapatero al titular de Sanidad, entonces Bernat Soria y ahora Trinidad Jiménez, y a la propia María Teresa Fernández de la Vega, que defendió con uñas y dientes el informe del comité de Aído.
A esta terna femenina hay que sumar las aportaciones de la diputada socialista y portavoz de Igualdad, Carmen Montón -quien, entre otras cosas, defendió que las niñas de 16 años pudieran abortar sin necesidad de autorización paterna- y de la secretaria de Organización del PSOE, Leire Pajín. Las dos son, además, afines a los postulados de la Federación Internacional de Planificación Familiar, claramente proabortista. Como informó David del Fresno en ALBA, “esta organización no ha dejado de ejercer su influencia en el Congreso de los Diputados para que en España se facilite el acceso de los jóvenes y adolescentes a los anticonceptivos y al aborto a través de diputadas como Leire Pajín Iraola o Carmen Montón Jiménez”.
Apoyó la ampliación
Pajín, por su parte, apoyó en 2007 a Maribel Montaño, miembro de la ejecutiva socialista, cuando puso de relieve la necesidad de plantear abiertamente una ampliación de la ley del aborto. Preguntada por ALBA sobre este sesgo ideológico de los responsables de la reforma, la diputada popular Sandra Moneo aseguró que “no sé si a través de los actuales portavoces, pero lo que está claro es que el Partido Socialista está haciendo del aborto un debate ideológico. Desde el momento en que introduce el aborto como ‘derecho’ de la mujer -algo que no está reconocido en ningún ordenamiento jurídico ni en ningún convenio internacional en el que se han defendido los derechos de las mujeres- lo que ha hecho el PSOE es acuñar una nueva terminología y hacer que sea un derecho algo que es malo para la mujer y que en nuestro Código Penal es evidentemente un delito“.
Para Moneo, que participó en el acto Mujeres por la Vida organizado por la Universidad CEU San Pablo, está claro que “el Partido Socialista se ha movido siempre dentro de ese feminismo ideológico, que en realidad no ha dado más derechos a las mujeres, sino que se los ha quitado, porque el verdadero derecho de la mujer, a nuestro juicio, es el de ser madre. Desde el momento en que la única alternativa que plantea el Partido Socialista es el aborto y no las ayudas, frente a una realidad social que nos dice que la mayoría de las mujeres que aborta lo hace por presiones sociales o por dificultades económicas, evidentemente al Partido Socialista no le preocupa la mujer, sino construir sobre ella un falso derecho”.
Chacón, capítulo aparte
La ministra de Defensa, Carme Chacón, reconoció sin embargo cuando tuvo a su hijo que ser madre es algo maravilloso que no se puede explicar. Quizá por eso el periodista Federico Quevedo se dirigió a la titular de Defensa en estos términos: “En este Gobierno que navega a la deriva, hay personas como tú, como Beatriz Corredor, que merecéis un capítulo aparte porque representáis una forma diferente de hacer política. Ésta es la razón de mi carta, ésta y que en tu caso has tenido una experiencia vital reciente a la que quiero apelar: has sido madre (…). Eras consciente desde el primer momento de que aquello que comenzaba a crecer dentro de ti era una vida nueva, pero dependiente de ti. Por eso apelo a ti, por eso te pido amparo, no para este servidor, sino para los cientos de miles de seres humanos vivos en el seno materno, a los que se está condenando a la extinción con la nueva Ley del Aborto en la que trabaja el Gobierno del que formas parte“.