Actividad Científica del Dr. Bernardo Ebrí

Los interesados en poder descargar publicaciones médicas científicas del Dr. Bernardo Ebrí Torné, pueden hacer "clic" en

https://www.researchgate.net/profile/Bernardo_Ebri/stats

Para descargar el programa informático para el cálculo de la Edad ósea en niños, guía explicativa como usarlo, sobre la radiografía de mano izquierda, y luego poder predecir la talla adulta del niño (niños de 0,5 años a 20); específicos programas para niños de 0 a 4 años a través de la radiografía de mano y de pie) (En español y lengua inglesa),publicaciones a este respecto, libro sobre Maduración ósea, etc.,.., introducirse en la siguiente web: www.comz.org
(Al final de la página, hacer "clic" en el banner: Bone Maturation (Maduración Ósea), dibuja el banner una radiografía lateral de pie, y ya se abre el portal, la página, donde se encuentra toda la información, con posibilidad de descarga.
El método esta siendo utilizado por pediatras, radiólogos, de España, Italia, México...
Comentarios en https://sites.google.com/site/doctorbernardoebri/prueba


Salmos 91:4 y 46:1. El amor de Dios

Salmos 91:4 y  46:1. El amor de Dios
"Pues te cubrirá con sus plumas y bajo sus alas hallarás refugio. ¡Su verdad será nuestro escudo y tu baluarte". "Dios es nuestro amparo y nuestra fortaleza, nuestra ayuda segura en momentos de angustia"

Monday, April 30, 2012

Seguidores de Muhammad asesinan a una veintena de cristianos mientras rezan

Devotos muy fervientes del Islam armados con bombas y armas de fuego penetraron en una iglesia universitaria de Nigeria y asesinaron a una veintena de cristianos que trataron de huir.


En la universidad de Bayero en la norteña ciudad de Kano, seguidores de Muhammad llegaron en un coche y dos motos, abrieron fuego y lanzaron bombas a los cristianos presentes que trataron de huir, fueron campus de la Facultad de Medicina al aire libre en el que un grupo de cristianos rezaba y cantaba, les ametrallaron, seguidamente los fervientes creyentes del Islam se dirigieron hacia el complejo deportivo de la universidad y atacaron a los cristianos que estaban realizando su servicio religioso.

El ataque fue similar a otros llevados a cabo por el grupo islamista Boko Haram.

Boko Haram perpetró una veintena de ataques en Kano, la ciudad más grande en el norte de mayoría musulmana de Nigeria, causando la muerte a más de 185 cristianos.

El jueves, ataques con bombas en las oficinas del diario ThisDay en Abuja, la capital y la ciudad norteña de Kaduna, dejó al menos nueve muertos.

El grupo islamista ha atentado contra las iglesias. El día de Navidad más 44 personas fueron asesinadas en un atentado islámico con bomba en una iglesia fuera de Abuja.

Un atentado el domingo de Pascua en Kaduna cerca de una iglesia en el que fueron asesinadas más de 41 personas fue un claro recordatorio de los ataques de Navidad. También se atribuyó la responsabilidad por un ataque suicida de agosto en la sede de las Naciones Unidas en Abuja en el que murieron al menos 25 personas.

Boko Haram combate por implementar el Islam en Nigeria y crear un estado musulmán. Esta organización islamista está financiada por Arabia Saudita. Nigeria es el país más poblado y el mayor productor de petróleo del continente africano.

Los gobiernos europeos no quieren molestar a Arabia Saudita, ni irritarle con preguntas comprometedoras, pues “poderoso caballero es el petróleo”.

Mientras el totalitarismo islámico se va implementando en zonas más amplias del planeta.

Desde mediados del año 2009 más de mil cristianos han sido asesinadas por el mero hecho de ser cristianos, crímenes contra la humanidad, perpetrados por aquellos que son considerados por sus correligionarios como los más devotos del Islam, los creyentes más fervientes de la religión de Muhammad.
Al árbol se le conoce por sus frutos, y los frutos de los más fervientes seguidores del Islam, prestos a morir matando son estos.
Se puede “tocar música celestial”, y decir lo que se quiera, -hablar es gratis- pero la realidad se impone, y los seguidores de “la religión del amor y de la paz” como les gusta auto denominarse a los islamistas perpetran continuamente estos hechos.
Los relativistas occidentales, ignorantes de la realidad islámica, coránica y de la interpretación de sus textos sagrados que efectúan sus expertos líderes y religiosos, afirman indocta y absurdamente que estos grupos islamistas malinterpretan el Islam, no sabiendo explicar cómo es que la prácticamente total y absoluta dirigencia de las universidades islámicas, jeques, imanes, y correligionarios no critica este “secuestro” ideológico o pretendida mal interpretación que arguyen aquellos.


NOTAS





http://www.google.com/hostednews/afp/article/ALeqM5jCq7XlSvgBVwwdIKFCDzD8S3QKxQ?docId=CNG.babfefb58a04bf7ad1203dbc54c1f351.501





Karol Wojtila me salvó la vida el año 1945

Conmovedora historia de una niña judía que fue auxiliada por el joven sacerdote Karol Wojtyla, recién ordenado, cuando ella se marchaba enferma sin rumbo una vez liberada del campo de concentración en donde estuvo trabajando, con trece años, en una fábrica de municiones.


Edith Zirer, casada hoy y con 2 hijos, que vive en Haifa, en una colina del Monte Carmelo, quiso estar con Juan Pablo II (59 años después de lo ocurrido) en su histórico viaje a Tierra Santa para darle personalmente las gracias justamente en el Memorial del Holocausto Yad Vashem. Fue un día inolvidable para ella y para toda la población judía, así como una lección universal de humanidad.

Edith Zirer narra el episodio como si hubiera sucedido ayer. Era una fría mañana de primeros de febrero de 1945. La pequeña judía, que todavía no era consciente de ser el único miembro de su familia que sobrevivió a la masacre nazi, se dejó llevar en los brazos de un sacerdote de 25 años, alto, fuerte, que sin pedirle nada, simplemente le dio un rayo de esperanza.

Hoy aquel sacerdote, dijo entonces ella, es el obispo de Roma. Edith quería agradecer finalmente aquel gesto. «Sólo un pequeño gracias en polaco por aquello que hizo, por la manera en que lo hizo, para decirle que nunca me olvidé de él», dice desde su hermosa casa ubicada en las colinas del Carmelo, en la periferia de Haifa.

Edith tiene 66 años y dos hijos. Reconstruyó su vida en Israel, donde llegó en 1951, cuando todavía padecía las lacras de la tuberculosis y los fantasmas de la guerra alteraban sus sueños.

Durante todo este tiempo se ha guardado esta historia. Cuando en 1978, Karol Wojtyla subió a la cátedra de Pedro, comenzó a sentir la necesidad de hablar, de contarlo a alguien, de mostrar su agradecimiento. La pregunta surge inmediatamente: pero, ¿cómo puede estar segura de que aquel sacerdote es el Papa? ¿Por qué ha esperado tanto?. Estos interrogantes se los han planteado también los periodistas de «Kolbo», el semanario de Haifa que publicó un artículo sobre este asunto. «El relato es convincente. No trata de hacerse publicidad, todos los detalles que ofrece parecen creíbles», dicen los redactores. Tan convincentes que la embajada israelí ante la Santa Sede se movió rápidamente para tratar de poner en contacto a la señora Zirer con la secretaría del Papa entones.

La narración habla por sí misma. «El 28 de enero de 1945 los soldados rusos liberaron el campo de concentración de Hassak, donde había estado encerrada durante casi tres años trabajando en una fábrica de municiones –explica Edith, quien entonces tenía trece años–. Me sentía confundida, estaba postrada por la enfermedad. Dos días después, llegué a una pequeña estación ferroviaria entre Czestochowa y Cracovia». Precisamente en Cracovia, Wojtyla acababa de ser ordenado sacerdote. «Estaba convencida de llegar al final de mi viaje. Me eché por tierra, en un rincón de una gran sala donde se reunían decenas de prófugos que en su mayoría todavía vestían los uniformes con los números de los campos de concentración. Entonces Wojtyla me vio. Vino con una gran taza de té, la primera bebida caliente que había podido probar en las últimas semanas. Después me trajo un bocadillo de queso, hecho con pan negro polaco, divino. Pero yo no quería comer, estaba demasiado cansada. El me obligó. Después me dijo que tenía que caminar para coger el tren. Lo intenté, pero me caí al suelo. Entonces, me tomó en sus brazos, y me llevó durante mucho tiempo. Mientras tanto la nieve seguía cayendo. Recuerdo su chaqueta marrón, la voz tranquila que me reveló la muerte de sus padres, de su hermano, la soledad en que se encontraba, y la necesidad de no dejarse llevar por el dolor y de combatir para vivir. Su nombre se grabó indeleblemente en mi memoria».

Cuando finalmente llegaron hasta el convoy destinado a llevar a los detenidos hacia Occidente, Edith se encontró con una familia judía que le puso en guardia: «Atenta, los curas tratan de convertir a los niños hebreos». Ella tuvo miedo y se escondió. «Sólo después comprendí que lo único que quería era ayudarme. Y quisiera decírselo personalmente».

Tomado de Zenit, 6.II.04

No hace falta ningún comentario. Que el lector saque sus propias consecuencias sobre el modo de vivir el amor al prójimo que nos enseñó Juan Pablo II con su propio testimonio.

Saturday, April 28, 2012

Su madre fue violada, él fue el resultado de esa violación, hoy es sacerdote

El pasado 25 de marzo de 2012 publicamos un postcon un video testimonial de mujeres que resultaron embarazadas después de una violación y cómo, pese al modo como fueron concebidos sus bebés, decidieron tenerlos (cf.Video: embarazada por violación. ¿Asesinar al bebé o dejarlo nacer?).

Más recientemente el suplemento de religión del periódico argentino Clarín (n. 92, abril 2012) publicó una entrevista testimonio sobre un sacerdote que le debe a su mamá el coraje de haberle traído al mundo, pese a ser también fruto de una violación. Lo ofrezco íntegro a continuación pues seguramente les dará mucha luz.

UN TESTIMONIO REVELADOR

La satisfacción de apostar por la vida
Hace 42 años, su madre quedó embarazada tras ser drogada y violada por varios hombres en Medellín. Pero no quiso abortar y lo trajo al mundo. Hoy es sacerdote, a cargo de dos parroquias en Comodoro Rivadavia.
Ella era una joven de condición humilde, buena y bonita, llena de ilusiones a sus 27 años, allá por 1968. Había dejado su pueblo, Argelia de María, en la provincia colombiana de Antioquia, para ir a su capital, Medellín, a cursar la carrera de medicina. Trabajaba duro en una empresa para costearse los estudios.
Sola en la ciudad, iba relacionándose, buscando hacer amistades en su círculo más cercano. Por eso, un día aceptó inocentemente la invitación a una fiesta que le hicieron sus jefes y compañeros de oficina. Fue una decisión con consecuencias horrorosas. Esos mismos jefes y compañeros le habían tendido una trampa: en la fiesta la drogaron, luego la llevaron a un sitio apartado y -borrachos- la violaron repetidamente. Como consecuencia de ello quedó embarazada.



Fiel a sus convicciones, asentadas en una profunda religiosidad, decidió no abortar y salir adelante. Así es que dio a luz a Alfar Antonio, que con el tiempo conocería su tan traumática concepción y se sobrepondría apelando también a la fe. Una fe creciente que lo llevaría a descubrir su vocación sacerdotal, ordenarse y llegar a ser el mayor orgullo de su madre.
Llevado por su carisma misionero, el hoy padre Alfar Antonio Vélez vive desde hace unos años en Comodoro Rivadavia, en la provincia de Chubut, donde tiene a su cargo dos parroquias (San Jorge y Santa María Goretti), siendo muy valorada su labor religiosa por sus superiores. A raíz del reciente fallo de la Corte que –al interpretar el artículo 86 del Código Penal– determinó que todos los abortos por violación -no sólo los de una mujer insana- son "no punibles", decidió abandonar su discreción y contar por primera vez su conmovedor caso.
-¿Cuándo y cómo se enteró de algo tan dramático?
-Primero debo decirle que la familia de mi mamá era muy moralista y que, cuando se enteraron de que había quedado embarazada, la obligaron a casarse con un viudo para tratar de tapar todo. Pero ese matrimonio no funcionó porque, cuando volvió a quedar embarazada, su marido empezó a tener una doble vida, además de que la golpeaba y se emborrachaba. Como sus padres la presionaban para que no se separara, decidió seguir con su marido y el hijo de ambos, pero para sobrellevar tanta adversidad me entregó a mi abuela.
-¿Y entonces?
-Mi abuela empezó a darme todo lo que necesitaba: alimentación, llevarme a la escuela ... y yo fui abriéndome paso un poco por mi cuenta. Ello provocó una relación de cierta distancia con mi madre que, al final, no pudo vivir más con su marido y le tocó sola salir adelante con mi hermano. Un día, como mi abuela me pedía que le diga papá a mi abuelo, le pregunté cómo podía ser él mi abuelo y mi papá a la vez. Ello provocó una reunión con mi madre, que me contó lo que le había pasado. Que mucha gente quería que me abortara, otras que me vendiera y otras que me regalara. Y que, incluso, había mucha gente interesada en mí.





-¿Por qué ella no quiso abortar? ¿No temía que su maternidad fuese muy traumática?





-Mi madre era una mujer de mucha fe, muy practicante y muy santa. Ella decía que, pese a las tan terribles circunstancias, llevaba en su seno el milagro de una nueva vida, una vida que Dios le había dado y que, por sus convicciones, no podía abortar. Y que si Dios se la había dado debía encontrarle el sentido. Para ella lo más duro era no poder mostrarme un padre que me amara, que me enseñara a caminar, pero lo sobrellevaba sintiendo que yo la llenaba totalmente. Y que, tarde o temprano, sería su bastón. De hecho, los tres años que vivió conmigo a raíz de una larga enfermedad hasta su muerte, en 2009, fueron para ella los años más bellos de su vida.
-¿Cómo fue su reacción cuando se enteró? ¿Qué edad tenía?
-Para mí fue muy duro. Tenía apenas 10 años. Reaccioné con mucha severidad contra mi madre. Con el paso del tiempo y de una vida muy triste, fui a la iglesia a reclamarle a Dios, a preguntarle por qué a mí. Como yo le hablaba a los gritos, vino un sacerdote y me dijo que estaba formulando mal la pregunta: "No es por qué, sino para qué", señaló. Que creía que Dios, precisamente a raíz de mi situación, me estaba llamando para cosas grandes. En fin, me dijo que Dios escribe derecho sobre renglones torcidos y que iba a ser un instrumento de El. Y me leyó el pasaje de Jeremías, donde Dios lo llama, pero este se resiste y el Señor le dice: "No te preocupes, yo haré todo por ti".
-¿A partir de entonces su vida dio un vuelco?
-Sí, aquella charla me marcó. Ese sacerdote terminó siendo como un padre. Y fue construyendo en mí la obra de Dios porque el Señor se vale del hombre para salvar al hombre. Empecé a valorar la vida, a integrarme a personas de bien que valoraban mi esfuerzo para superar la situación. Llegué a ser catequista sin darme cuenta de que Dios me estaba preparando para elegir el sacerdocio. Alcancé a tener una novia, aunque la relación no fue realmente seria, hasta que decidí ir al seminario, hablé con el director espiritual y terminé confirmando mi vocación religiosa. Comprendí que Dios había querido que mi mamá no abortara porque confiaba en mí y anhelaba que, aunque fuese fruto de un pecado muy grave, sea su instrumento para llegar a tantas partes con su luz, su gracia y su amor.
-¿Tuvo asistencia psicológica?
-No. Sólo religiosa, y la amistad muy grande que entablé con todos los sacerdotes de la parroquia.
-¿Qué le diría a su padre si tuviera ocasión de encontrarse con él?
-Sólo lo abrazaría. Y le daría gracias a Dios por ser mi verdadero padre y darme la oportunidad de vivir, pues sé que los padres de este mundo son una especie de boceto, un borrador. Padre, lo que se dice padre, solo es Dios.
-¿Cuál sería su mensaje a la sociedad sobre la punibilidad o no del aborto en caso de violación?
-Que volvamos a leer el Génesis, donde dice que Dios tomó barro, hizo al hombre y le insufló aliento de vida. Dios nos creó a su imagen y semejanza. Mi respiración es la respiración de Dios. Somos lo más bello del mundo. Entonces, no tenemos derecho a quitarle la vida a ningún inocente porque no tiene la culpa de cómo vino al mundo. La culpa las tenemos aquellos que, de pronto, nos equivocamos y no hacemos la voluntad de Dios.
-¿Y qué palabra tendría para una mujer que fue violada?
-Le diría que Dios es el dueño de la vida y que a ella la hizo instrumento de vida. Que la culpa la tiene el violador, no el niño que lleva en su seno. Creo que la decisión de abortar se acabará cuando pensemos que toda vida es un regalo de Dios, más allá de cómo fue concebida, del dolor, o de la alegría. El sabe por qué y con el tiempo uno va descubriendo el para qué.
-¿No puede llegar a ser una carga terrible para la madre?
-Para mi madre fue su máximo orgullo haber defendido la vida. Y su máxima satisfacción y alegría fue haber visto en mí a un hombre de bien para la sociedad. Ella pensaba acerca de cuántos hombres y mujeres de bien se privó la sociedad por el aborto.
-¿Qué hubiera sido de usted sin su fe?
-Siempre digo que la fe es lo más valioso que tenemos. Y que –aunque perdamos todo- no la podemos perder. Dios se vale de mí para hacer obras; yo soy solo su instrumento. Y si el quiere que mi testimonio ayude a hacer recapacitar a una persona y salve una vida, entonces esta entrevista habrá valido la pena.

LinkNewsAgency en Twitter: http://twitter.com/mujicaje.

En http://twitter.com/web_pastor hablo de fe y social media, periodismo y tecnologías de la información y de la comunicación aplicadas a la religión.

En Facebook: http://www.facebook.com/actualidadyanalisis.

Blog personal independiente: http://actualidadyanalisis.blogspot.com.

Evagelidigitalización: http://evangelidigitalizacion.blogspot.com/

Jorge Enrique Mújica en Google+.



75º aniversario de la conversión de Morente


En la conversión de Morente se revela más fuerte la cátedra de la cruz, cátedra de caridad, que los falsos prejuicios respecto a la religión de las altas castas intelectuales, cátedra de la prepotencia.
Actualizado 27 abril 2012
Este domingo se cumplen setenta y cinco años de un grande acontecimiento de la historia de España: la conversión del filósofo Manuel García Morente. ¿Maravilla o escándalo? Conversión, consistente ésta en un estruendo terrible o en un rayo luminoso, que algunos aún no le han perdonado. Es el áspero desagrado experimentado ante la conversión al cristianismo de intelectual tan importante. ¡Es el temblor ante Cristo!

En 1936 la nación española empezaba a teñirse con la purpúrea sangre de los mártires. El hachazo de la persecución cae sobre la familia Morente. Manuel García Morente, perseguido por los radicales, es catapultado a Francia. Exiliado en París tragó grandes y amargas dosis de sufrimiento y de miseria. Registra su situación personal como desesperante. Llegando a encontrarse en el borde mismo del inmenso abismo del suicidio. Decide entonces escuchar música. Oye emocionadísimo “La infancia de Jesús” de Berlioz. Cantada ésta por un tenor de voz aterciopelada: “nadie puede escucharlo con los ojos secos”. Fue con ocasión de tan tierna belleza musical que por su extraordinario cerebro empezaron a desfilar diversas imaginaciones. Una de ellas le impresionó especialmente: Cristo crucificado abrazando con su afectuoso cariño a los que sufren, a los pobres dolientes. Cedamos aquí cortésmente el paso a las personalísimas palabras del gran filósofo Manuel García Morente:
“(…) en mi alma (estaba) la visión de Cristo, de Cristo hombre, clavado en la Cruz en una inminencia dominando un paisaje de inmensidad, una infinita llanura pululante de hombres, mujeres, niños, sobre los cuales se extendían los brazos de Nuestro Señor Crucificado. Y los brazos de Cristo crecían, crecían y parecían abrazar a toda aquella humanidad doliente y cubrirla con la inmensidad de su amor; y la Cruz subía, subía hasta el Cielo y llenaba el ámbito todo y tras de ella también subían muchos, muchos hombres y mujeres y niños; subían todos, ninguno se quedaba atrás; sólo yo, clavado en el suelo, veía desaparecer en lo alto a Cristo, rodeado por el enjambre inacabable de los que subían con él; sólo yo me veía a mí mismo, en aquél pasaje ya desierto, arrodillado y con los ojos puestos en lo alto y viendo desvanecerse los últimos resplandores de aquella gloria infinita, que se alejaba de mí”.
Fue precisamente en aquel momento, abril de 1937, cuando a Morente se le cayeron las escamas de los ojos, llegando así a alcanzar la certeza plena de que Jesucristo es verdadero y perfecto Dios. Después de haber descrito durante tantos decenios un arco intelectual constituido en todos sus puntos por la negación de la divinidad de Jesucristo, se ha encontrado alcanzado y cazado por la pacífica, alegre y feliz flecha de la verdad.
Manuel García Morente, de gran prestigio en la filosofía española, catedrático de ética de la Universidad Central de Madrid, gran decano de esta Facultad, artífice de la ciudad universitaria madrileña, miembro de la Real Academia de Ciencias Morales y Políticas, subsecretario del ministerio de Instrucción Pública, amigo de Premios Nobel, miembro del grupo de José Ortega y Gasset y de la Institución Libre de Enseñanza, ha llegado a conocer a Cristo, cambiando esto grandemente el rumbo del barco de su vida. Cristo es ya el Sol de su vida y donde está el Sol no tienen luz las estrellas. Cristo es la luz en comparación a la cuál todo lo demás es tinieblas.
En este mismo día, pocas horas después, experimentará un hecho místico. Es la noche que va del 29 al 30 de abril de 1937. Morente encuentra que en su habitación está Cristo. La sorpresa fue tal que queda agarrotado, petrificado, como hipnotizado. Se ha encontrado a Aquel que pensaba que nunca habría podido hallar. ¡Qué impacto más grande en su espíritu! Pero, Dios es Amor. Y, Manuel García Morente, pasa de su sorpresa cósmica a experimentar el grandísimo dulce cariño que Dios le tiene. Pase delante el Sr. Manuel García Morente y nos diga con sus propias palabras cómo estaba ante Cristo:
“No sé cuánto tiempo permanecí inmóvil y como hipnotizado ante su presencia. Sí sé que no me atrevía a moverme y que hubiera deseado que todo aquello -Él allí- durara eternamente; porque su presencia me inundaba de tal y tan íntimo gozo, que nada es comparable al deleite sobrehumano que yo sentía. Era como una suspensión de todo lo que en el cuerpo pesa y gravita, una sutileza tan delicada de toda mi materia, que dijérase no tenía corporeidad; como si yo todo hubiese sido transformado en un suspiro o céfiro o hálito. Era una Caricia infinitamente suave, impalpable, incorpórea, que emanaba de Él y que me envolvía y me sustentaba en vilo, como la madre que tiene en sus brazos al niño. Pero sin ninguna sensación concreta de tacto”.
Experiencia mística de Morente que transformó toda su vida. A la mañana siguiente como respuesta de amor a Cristo decidirá ser sacerdote. Tres años después, en diciembre de 1940, en Madrid (España), el doctor Manuel García Morente será ordenado sacerdote católico. Gran Sacerdote que fallecerá en 1942. Morente dejó tras de sí un gran recuerdo, especialmente en intelectuales que le trataron, como el Sr. Obispo Leopoldo Eijo y Garay, el Sr. Arzobispo José María García Lahiguera, el gran filósofo Antonio Millán Puelles, etc.
En la conversión de Morente se revela más fuerte la cátedra de la cruz, cátedra de caridad, que los falsos prejuicios respecto a la religión de las altas castas intelectuales, cátedra de la prepotencia. Ciertamente, incluso la beata Teresa de Calcuta, la mano ensangrentada y cariñosa del Crucificado,…, serán interpretadas por algunos como escándalo y absurdo. Pero, la resplandeciente y fulgurante cruz de oro de Cristo, signo de su amor, incrustada en toda la bóveda celeste, sigue conquistando los corazones. Ayer el corazón de Morente, hoy el mío y quizás también el tuyo.

Dr. José María Montiu de Nuix, Sacerdote, Matemático y Doctor en Filosofía


Wednesday, April 25, 2012

El régimen chino sobrepasado ante la oleada de conversiones

JAVIER LOZANO 2012-04-25


La persecución fortalece la fe. Esto es lo que parece estar ocurriendo en el interior de la China comunista, uno de los países donde más se vulnera la libertad religiosa. En el gigante asiático se está produciendo un florecimiento de la Iglesia, perseguida por el régimen y en constante confrontación a través de la llamada iglesia patriótica, al servicio del Partido Comunista chino.

La difícil situación que viven los católicos provoca que los que mantienen viva su fe lo hagan de manera sincera y comprometida, aun a riesgo de ser encarcelados por ello. Así está ocurriendo durante los últimos años en un fenómeno que las autoridades no están pudiendo frenar pese a su política represiva.

El último dato conocido de la Iglesia en China confirma este extremo y muestra la vitalidad de unos cristianos que quieren florecer en medio de un país que coarta todas las libertades en el interior y vende su imagen en el exterior gracias a su nuevo peso en la política económica mundial.

Oleada de bautizados

Según la agencia Fides, tan sólo durante la vigilia pascual, culmen de la Semana Santa, se produjeron en China al menos 22.104 bautizos. "Hay que tener en cuenta que las cifras no están completas y pueden incrementarse aún más", citan desde la agencia.

Esta estadística se ha podido llevar a cabo gracias a los datos del Study Center of Faith de la provincia china de He Bei. Es muy llamativo que de los datos contabilizados, el 75 por ciento de los nuevos bautizados sean personas adultas. A ellos hay que sumar el resto de bautizos que se celebran durante el resto del año.

Pero las dificultades que vive la Iglesia quedan de manifiesto entre los distintos organismos fieles a Roma que están en China. La hermana Liu Guo Shuang, perteneciente a este centro de estudio, arroja más luz y afirma que "aún quedan diócesis y comunidades que no han podido entregar sus datos debido a las dificultades de comunicación".

Comisión en el Vaticano

Mientras tanto, en el Vaticano está reunida la comisión creada por el Papa en 2007 que trata los asuntos que conciernen a la Iglesia en China. Están presentes los distintos dicasterios vaticanos, representantes de las diócesis chinas y de las órdenes religiosas que realizan allí su misión.

La Oficina de Prensa de la Santa Sede ha informado que en esta comisión se han abordado, entre otros asuntos, temas como la formación de los seminaristas. Éstos son uno de los grupos más perseguidos puesto que el régimen comunista sabe que en ellos estriba el futuro de la iglesia clandestina. Los seminarios son uno de sus objetivos principales. En algunas regiones están ocultos en montañas y zonas aisladas y deben cambiar de lugar muy frecuentemente.

El temor del régimen comunista

En una reciente entrevista, un misionero clandestino relataba la situación que se vive en China y cómo debe entrar al país de paisano y con visado de turista a riesgo de ser expulsado.

Sobre el régimen dictatorial asegura que "el sistema tiene temor a la Iglesia, pues predica la dignidad y la verdad, mensajes que para el sistema son muy peligrosos pues el comunismo es de masa, arrollador, en el que uno no es nada. Las pocas gotas de agua que brotan son de la Iglesia Católica que recoge a los niños abandonados, en un país donde el aborto en tantos casos además de obligatorio es considerado normal".

Por ello, cuenta una experiencia que le ocurrió en un retiro clandestino. "Allí una señora trabajadora en la sanidad me confió que estaba embarazada. Yo le dije que era una alegría. Ella precisó llorando que en el hospital tienen que llevar el control del embarazo y por lo tanto si no abortaba iba a perder su trabajo, pero ella estaba decidida a proteger a su niño". Y es que estas reuniones conllevan un gran peligro para estos fieles. Es lo que le ocurrió a Joseph WangHu, arrestado por hablar de religión a un grupo de personas. "Ahora se encuentra en libertad controlada y tiene que participar en clases de adoctrinamiento político".



Friday, April 20, 2012

Stop a la destrucción y manipulación de embriones humanos

Un manifiesto expone tres razones para cambiar la legislación española

MADRID, 20 abril 2012 (ZENIT.org).- El Ministerio de Sanidad de España acaba de anunciar una serie de medidas para recortar el gasto sanitario y farmacéutico. Sin embargo, este departamento tiene otra tarea pendiente, según los promotores de un Manifiesto: frenar la destrucción y manipulación de embriones humanos. Es lo que le piden los firmantes del Manifiesto 25 de marzo. Por una investigación biomédica eficiente, respetuosa con el ser humano y adecuada a la legislación europea.



Los firmantes del citado Manifiesto, afirman que hay al menos tres razones para modificar la legislación española en materia de reproducción humana asistida y de investigación biomédica.



En primer lugar, afirma el Manifiesto: “La legislación europea prohíbe patentar descubrimientos que requieran la manipulación, destrucción o experimentación con embriones humanos. Por tanto, las leyes españolas, que permiten la utilización de embriones en investigación, deben ser modificadas. Igualmente, no tiene ninguna lógica invertir recursos en proyectos que utilicen embriones o células troncales embrionarias que nunca podrán ser patentados”.



En segundo lugar: “El Convenio de Oviedo, al que está adherida España, establece la obligación de proteger al ser humano en su dignidad e identidad con respecto a las aplicaciones de la biología y la medicina. Las leyes españolas vulneran claramente este Convenio al permitir la selección genética de embriones, la destrucción de embriones sobrantes de ciclos de fecundación in vitro, y la posibilidad de utilizarlos en investigación e incluso la clonación con fines terapéuticos. Por tanto, esas leyes deben ser modificadas para ajustarse a la legalidad internacional”.



En tercer lugar: “La investigación con células madre embrionarias, tras más de 10 años de trabajos, no ha obtenido resultado terapéutico alguno. Por tanto, resulta imprescindible dejar de invertir recursos y medios en este tipo de investigaciones, potenciando en su lugar proyectos que utilicen células troncales adultas y células IP (células troncales adultas reprogramadas), que han cosechado éxitos notables y numerosos”.



El Manifiesto 25 de marzo, promovido por entidades, científicos, investigadores y profesionales de ciencias de la salud y del derecho, tiene como fin instar al Gobierno a llevar a cabo un cambio legislativo en lo relativo al uso de embriones humanos y puede ser suscrito por cualquier persona o entidad en este enlace: http://www.profesionaleseticaorg/manifiesto.php.



Thursday, April 12, 2012

Pierde el Nobel y gana el Cielo: avanza la canonización del descubridor del «síndrome de Down»




Esta tarde, en Notre Dame, se cerrará la fase de investigación diocesana del proceso de canonización de Lejeune, médico e investigador, padre de la genética moderna y mundialmente reconocido como descubridor de la trisomía 21, el sïndrome de Down. Y lo que es más importante, una vida de amor de Dios y santificación como padre de familia, en el desarrollo de sus actividades, profesionales, familiares y científicas.

En 1969, Jérôme Lejeune estaba en «cresta de la ola», aclamado en todos los centros de investigación del mundo. Comienzan las campañas del aborto en Europa y Estados Unidos. Como cuenta su hija Clara en Life is a Blessing: A Biography of Jerome Lejeune, se declaró en contra y se le cerraron repentinamente todas las puertas, desapareció hasta el punto de que nadie lo entrevistó cuando hizo su descubrimiento:

Creo que en 1971 fue a Estados Unidos y realizó un discurso en el National Institute for Health y después de esto mandó un mensaje a mi madre diciendo: «Hoy he perdido mi Premio Nobel». En el discurso habló sobre el aborto, diciendo, «ustedes están transformando su instituto de salud en un instituto de muerte».

El proceso está impulsado por la Asociación de amigos de Lejeune. En 2004, Fiorenzo Angelini, Presidente del Consejo Pontificio para la Pastoral de la Salud solicitó formalmente la incoación del proceso, en el décimo aniversario de la muerte del científico. La fama de santidad aconsejó abrir el proceso en 2007.


Años antes, en 1997, Juan Pablo II, en la JMJ de París, 1997 acudió a rezar ante la tumba de su amigo, y primer presidente de la Academia Pontificia para la Vida.
Lejeune soñaba con curar el «síndrome de Down», para ello creó una fundación que a día de hoy continúa su trabajo. Como contaba su hija en una entrevista el año pasado:

Mi padre quiso crear esta fundación cuando todavía estaba vivo, porque él sabía que tendría que retirarse y quería que su investigación continuase. Al principio fue su proyecto. El día antes de morir, fui a verlo y me dijo que estaba muy triste por sus pacientes, porque ellos no entenderían que los había tenido que dejar. Dijo: «los estoy abandonando y ellos no van a entender porque ya no estaré con ellos nunca más».

Yo le contesté: «Ellos lo entenderán. Lo entenderán mejor que nosotros». Y me dijo: «No, ellos no lo entenderán mejor, pero si más profundamente». Y después de esto, cuando él murió, nosotros pensamos que podríamos hacer algo más por ellos.

Después de año y medio pusimos en marcha una fundación dedicada al la investigación y tratamiento no sólo del síndrome Down sino también de otros síndromes de enfermedades mentales de origen genético. Creamos un centro en Francia de investigación genética y tenemos un comité que distribuye las ayudas a los diferentes grupos que están en todo el mundo.

Hemos fundado 60 proyectos con 32 equipos en los Estados Unidos, y estamos en proceso de comenzar una fundación en los Estados Unidos que se encargará de más investigación y tratamiento.

El tratamiento real no existe en la actualidad, ya que los investigadores están trabajando en solucionar este problema genético. El patrimonio genético de los niños es correcto, simplemente se repite como un disco rallado. Mi padre siempre decía que un niño con síndrome Down es más niño que otros; es cómo si no estuviese acabado del todo. Así que si ese gen pudiese ser silenciado el niño podría ser normal.

Y este es realmente el futuro de la medicina, reparar el código genético. Por tanto no es descabellado que podamos tratarlos algún día. La dificultad estriba en que se gasta mucho dinero en realizar el diagnóstico y en matarlos, hasta tal punto que si pudiéramos tener sólo un 10% de este dinero para investigación, podríamos ya haber conseguido la cura.

Instituciones y gobiernos no es que estén apoyando poco, es que van por caminos diametralmente opuestos. Países como Dinamarca se han marcado el objetivo de conseguir eliminar el síndrome. Eso sí por el famoso método de eliminar a todos los afectados, quieren conseguir la «sociedad perfecta» en 2030. Por experiencia puedo contar que en España no le vamos a la zaga, tanto por los altos índices de niños asesinados como por la mentalidad eugenésica que se está instalando.

Uno de los síntomas más claros es que ya prosperan las demandas por «nacimiento injusto». Terrorífico nombre. Quedan lejos de las cifras USA, 4,5 millones de dólares, y acá tienen que conformarse con 280.000 €.

Como, por encima de demás consideraciones, esto es un problema de conversión es un buen momento para pedirlo, por la intercesión del Lejeune:

Oh Dios, que has creado al hombre a tu imagen y le has destinado a compartir Tu Gloria, te damos gracias por haberle dado a tu Iglesia el profesor Jerónimo Lejeune, eminente servidor de la vida.

Él supo poner su penetrante inteligencia y su fe profunda al servicio de la defensa de la vida humana, especialmente de la vida en gestación, en el incansable empeño de cuidarla y sanarla. Testigo apasionado de la verdad y de la caridad, supo reconciliar, ante los ojos del mundo contemporáneo, la fe y la razón.

Concédenos por su intercesión, según tu voluntad, la gracia que te pedimos, con la esperanza de que pronto sea contado entre el número de tus santos.
Amén.

Con aprobación eclesiástica
Mons. ANDRÉ VINGT-TROIS
Arzobispo de París

Se ruega comunicar las gracias recibidas a :
Postulation de la cause de béatification et de canonisation du Serviteur de Dieu Jérôme Lejeune Abbaye Saint-Wandrille
F- 76490 SAINT-WANDRILLE - FRANCIA

A las 1:06 PM, por Juanjo Romero
Categorías : Cultura de la Vida, Aborto, Cristianos perseguidos