Actividad Científica del Dr. Bernardo Ebrí

Los interesados en poder descargar publicaciones médicas científicas del Dr. Bernardo Ebrí Torné, pueden hacer "clic" en

https://www.researchgate.net/profile/Bernardo_Ebri/stats

Para descargar el programa informático para el cálculo de la Edad ósea en niños, guía explicativa como usarlo, sobre la radiografía de mano izquierda, y luego poder predecir la talla adulta del niño (niños de 0,5 años a 20); específicos programas para niños de 0 a 4 años a través de la radiografía de mano y de pie) (En español y lengua inglesa),publicaciones a este respecto, libro sobre Maduración ósea, etc.,.., introducirse en la siguiente web: www.comz.org
(Al final de la página, hacer "clic" en el banner: Bone Maturation (Maduración Ósea), dibuja el banner una radiografía lateral de pie, y ya se abre el portal, la página, donde se encuentra toda la información, con posibilidad de descarga.
El método esta siendo utilizado por pediatras, radiólogos, de España, Italia, México...
Comentarios en https://sites.google.com/site/doctorbernardoebri/prueba


Salmos 91:4 y 46:1. El amor de Dios

Salmos 91:4 y  46:1. El amor de Dios
"Pues te cubrirá con sus plumas y bajo sus alas hallarás refugio. ¡Su verdad será nuestro escudo y tu baluarte". "Dios es nuestro amparo y nuestra fortaleza, nuestra ayuda segura en momentos de angustia"

Sunday, October 31, 2010

Carta de SACERDOTE CATÓLICO AL NEW YORK TIMES

Querido hermano y hermana periodista:Soy un simple sacerdote católico. Me siento feliz y orgulloso de mi vocación. Hace veinte años que vivo en Angola como misionero.Me da un gran dolor por el profundo mal que personas que deberían de ser señales del amor de Dios, sean un puñal en la vida de inocentes. No hay palabra que justifique tales actos.. No hay duda que la Iglesia no puede estar, sino del lado de los débiles, de los más indefensos. Por lo tanto todas las medidas que sean tomadas para la protección, prevención de la dignidad de los niños será siempre una prioridad absoluta.Veo en muchos medios de información, sobre todo en vuestro periódico la ampliación del tema en forma morbosa, investigando en detalles la vida de algún sacerdote pedófilo. Así aparece uno de una ciudad de USA, de la década del 70, otro en Australia de los años 80 y así de frente, otros casos recientes… Ciertamente todo condenable! Se ven algunas presentaciones periodísticas ponderadas y equilibradas, otras amplificadas, llenas de preconceptos y hasta odio.¡Es curiosa la poca noticia y desinterés por miles y miles de sacerdotes que se consumen por millones de niños, por los adolescentes y los más desfavorecidos en los cuatro ángulos del mundo! Pienso que a vuestro medio de información no le interesa que yo haya tenido que transportar, por caminos minados en el año 2002, a muchos niños desnutridos desde Cangumbe a Lwena (Angola), pues ni el gobierno se disponía y las ONG’s no estaban autorizadas; que haya tenido que enterrar decenas de pequeños fallecidos entre los desplazados de guerra y los que han retornado; que le hayamos salvado la vida a miles de personas en México mediante el único puesto médico en 90.000 km2, así como con la distribución de alimentos y semillas; que hayamos dado la oportunidad de educación en estos 10 años y escuelas a más de 110.000 niños...No es de interés que con otros sacerdotes hayamos tenido que socorrer la crisis humanitaria de cerca de 15.000 personas en los acuartelamientos de la guerrilla, después de su rendición, porque no llegaban los alimentos del Gobierno y la ONU. No es noticia que un sacerdote de 75 años, el P. Roberto, por las noches recorra las ciudad de Luanda curando a los chicos de la calle, llevándolos a una casa de acogida, para que se desintoxiquen de la gasolina, que alfabeticen cientos de presos; que otros sacerdotes, como P. Stefano, tengan casas de pasaje para los chicos que son golpeados, maltratados y hasta violentados y buscan un refugio.Tampoco que Fray Maiato con sus 80 años, pase casa por casa confortando los enfermos y desesperados. No es noticia que más de 60.000 de los 400.000 sacerdotes, y religiosos hayan dejado su tierra y su familia para servir a sus hermanos en una leprosería, en hospitales, campos de refugiados, orfanatos para niños acusados de hechiceros o huérfanos de padres que fallecieron con Sida, en escuelas para los más pobres, en centros de formación profesional, en centros de atención a cero positivos… o sobretodo, en parroquias y misiones dando motivaciones a la gente para vivir y amar.No es noticia que mi amigo, el P. Marcos Aurelio, por salvar a unos jóvenes durante la guerra en Angola, los haya transportado de Kalulo a Dondo y volviendo a su misión haya sido ametrallado en el camino; que el hermano Francisco, con cinco señoras catequistas, por ir a ayudar a las áreas rurales más recónditas hayan muerto en un accidente en la calle; que decenas de misioneros en Angola hayan muerto por falta de socorro sanitario, por una simple malaria; que otros hayan saltado por los aires, a causa de una mina, visitando a su gente. En el cementerio de Kalulo están las tumbas de los primeros sacerdotes que llegaron a la región…Ninguno pasa los 40 años. No es noticia acompañar la vida de un Sacerdote “normal” en su día a día, en sus dificultades y alegrías consumiendo sin ruido su vida a favor de la comunidad que sirve.La verdad es que no procuramos ser noticia, sino simplemente llevar la Buena Noticia, esa noticia que sin ruido comenzó en la noche de Pascua. Hace más ruido un árbol que cae que un bosque que crece.No pretendo hacer una apología de la Iglesia y de los sacerdotes. El sacerdote no es ni un héroe ni un neurótico. Es un simple hombre, que con su humanidad busca seguir a Jesús y servir sus hermanos. Hay miserias, pobrezas y fragilidades como en cada ser humano; y también belleza y bondad como en cada criatura…Insistir en forma obsesionada y persecutoria en un tema perdiendo la visión de conjunto crea verdaderamente caricaturas ofensivas del sacerdocio católico en la cual me siento ofendido.Sólo le pido amigo periodista, busque la Verdad, el Bien y la Belleza.Eso lo hará noble en su profesión.En Cristo,P. Martín Lasarte sdb

Sunday, October 24, 2010

Noruega prohíbe a Arabia Saudí financiar mezquitas "si no respeta la libertad religiosa"

Encomiable lección de valentía: Noruega ha anunciado que rechaza una donación millonaria de jeques sauditas para la construcción de una mezquita, mientras el país árabe no respete la libertad religiosa. "Allí es un delito construir templos a la fe cristiana, sería antinatural aceptar su dinero" recuerdan.
Mientras el asunto de la construcción de la Mezquita en la zona Cero de Nueva York aún alimenta el debate del multiculturalismo y el respeto religioso, el Gobierno noruego ha tomado una decisión histórica y ejemplar.
Según ha anunciado su ministro de Asuntos Exteriores Jonas Gahr Stor, el gobierno rechaza las donaciones millonarias de Arabia Saudí para financiar la construcción de mezquitas en Noruega. Como país democrático, la legislación noruega permite la construcción de cualquier templo religioso que quieran construir sus habitantes, pero debe ser la Adminsitración central la encargada de aprobar el apoyo financiero de estos proyectos, evitando que se incurra en cualquier tipo de delito.
Y precisamente ahí es donde han dado la estocada a los millonarios saudíes que solicitaron financiar con decenas de millones templos islámicos. Según recoge el diario Vg Nett, su responsable de Exteriores ha justificado esta decisión: "Sería una paradoja, y antinatural aceptar las fuentes de financiación de un país donde no hay libertad religiosa" asegura. Además, señaló el origen de su dictamen en que: "Podríamos haber dicho que no, pero la aceptación de ese dinero sería una paradoja, ya que una comunidad cristiana que se asienta en Arabia Saudí está cometiendo un delito" dijo, recordando la expresa prohibición del país árabe a la construcción de iglesias, entre otros.
Jonas Gahr Stor asume que se trata de una problemática común al resto de países europeos, y anuncia que "Noruega llevará el asunto ante el Consejo de Europa" donde defenderá esta decisión basada en la más estricta reciprocidad con los sauditas।
LIBERTAD DIGITAL
"ALLÍ ES DELITO LA CRISTIANDAD"

Wednesday, October 13, 2010

Carta de Monseñor Juan José Asenjo Pelegrina * *


En las últimas semanas no pocos cristianos de la Archidiócesis me
habéis manifestado vuestra preocupación por la celebración en Sevilla de un
*congreso de ámbito mundial sobre el aborto*, con la finalidad de compartir
información, experiencias y nuevas técnicas para mejorar la calidad de las
prácticas abortivas. Tendrá lugar entre los* días 21 y 23 de octubre* y,
según parece, será financiado por instituciones públicas de la capital y la
región. Algunos me habéis pedido que haga cuanto esté a mi alcance por
impedirlo. Como podéis imaginar, no tengo en mis manos la posibilidad evitar
su celebración, pero si tengo el deber de iluminar la conciencia de nuestros
fieles sobre este acontecimiento que, a mi juicio, *no va a ser un hito
glorioso* en la historia de nuestra ciudad.

El pasado 4 de julio entró en vigor en España la llamada *Ley de Salud
Sexual y Reproductiva y de la Interrupción Voluntaria del Embarazo*, que en
realidad no es otra cosa que una liberalización total del aborto,
considerado como un derecho de la mujer, mientras se conculcan los más
elementales derechos del hijo que lleva en sus entrañas. Su carácter legal
no le confiere el marchamo de moralidad, pues* no todo lo que es legal es
moral*. El aborto es siempre una inmoralidad, un mal objetivo; no es
progreso sino regresión. En realidad es un “*crimen abominable*”, como lo
calificó el Concilio Vaticano II (GS 51), por ser la eliminación voluntaria
y querida de un ser humano a petición de sus progenitores, con el concurso
de los médicos, los primeros, junto con los padres, que deberían tutelar
esa vida naciente.

¿Y qué podemos hacer los cristianos ante el *drama del aborto *y ante la
segura celebración del citado congreso? Una primera posibilidad es que nos
sensibilicemos ante este tema auténticamente mayor, y que tratemos de
sensibilizar a nuestros conciudadanos, muchos de los cuales aceptan casi sin
pestañear la realidad del aborto en nombre del progreso y de la libertad de
la mujer. La aceptación social del aborto es una realidad fatal, como
reconociera el filósofo *Julián Marías *hace unos años, calificándola como
uno de los acontecimientos más graves que han acaecido en el siglo XX.
Algo parecido afirmó poco antes de su muerte el gran escritor *Miguel
Delibes*.

En este sentido os invito a todos a difundir en vuestros ambientes, en
vuestros hogares, en vuestros lugares de trabajo y en cualquier oportunidad,
también en la catequesis y en la formación religiosa escolar, el *Evangelio
de la Vida*, es decir, el valor sagrado de toda vida humana desde la
fecundación hasta su ocaso natural, de modo que paulatinamente
vayamos sustituyendo la mentalidad abortista y la “*cultura de la muerte*”
por una cultura que acoja y promueva la vida.

En diciembre de 2007, la *Asamblea General de la ONU* adoptó una resolución
por la que se invitaba a los Estados miembros a instituir una moratoria en
la aplicación de la pena de muerte. Dios quiera que llegue también el día en
que el aborto sea suprimido de nuestras leyes y todos reconozcamos con
vergüenza el inmenso y trágico error cometido en los siglos XX y XXI por la
humanidad.

¿Qué más podemos hacer? Una forma sencilla de implicarnos en la defensa de
la vida humana es rezar. La oración privada y pública
es el alma de toda pastoral. También lo es de *la defensa de la vida*, don
de Dios, del que nadie arbitrariamente puede disponer. Así lo reconocía el
Papa Juan Pablo II en 1995 en la encíclica Evangelium vitae al decirnos que
"es urgente una gran oración por la vida, que abarque al mundo entero. Que
desde cada comunidad cristiana, desde cada grupo o asociación, desde cada
familia y desde el corazón de cada creyente, con iniciativas extraordinarias
y con la oración habitual, se eleve una súplica apasionada a Dios, Creador y
amante de la vida". Por ello, sugiero a los sacerdotes que en los días de la
celebración del congreso tengan en cuenta esta intención en las preces de
los fieles de la Santa Misa y en el rezo del Rosario en las parroquias, y
que incluso programen algún acto especial de oración ante el Santísimo por
esta causa. Lo pido también a las contemplativas, a las Hermandades en
sus cultos y a los grupos y movimientos apostólicos. En todos los casos
se puede concluir la oración con la bellísima plegaria a la Santísima Virgen
que escribiera el Papa Juan Pablo II como colofón de la citada encíclica.

Termino mi carta semanal manifestando mi respaldo y aliento a las
instituciones, confesionales o no, que promueven* iniciativas a favor de la
vida* y que ayudan a las madres en circunstancias difíciles para que acojan
generosamente el fruto de sus entrañas. Pocas formas de *acción social* y de
apostolado son hoy tan hermosas y urgentes como ésta. Dios quiera que seamos
muchos, también las instancias públicas, los que les secundemos y ayudemos.

Para todos, mi saludo fraterno y mi bendición.
* *
**+ Juan José Asenjo Pelegrina
Arzobispo de Sevilla**

*Asociación Valenciana para la Defensa de la Vida *
*www.provida.es/valencia*

*Vida humana, ser humano y aborto*


Por* **Nicolás Jouve*

El 19 de Mayo de 2009 en una entrevista en la cadena SER la Ministra de
Igualdad dijo aquello de que un embrión humano de menos de 14 semanas es «*un
ser vivo, claro, lo que no podemos hablar es de ser humano porque eso no
tiene ninguna base** **científica*». Probablemente lo que dio pié a la
Ministra Aído para decir aquello tenga su base en las declaraciones al *diario
El Progreso* de Lugo, del Prof. Diego Gracia. Unas manifestaciones cuando
menos sorprendentes. A una pregunta sobre lo que opinan los científicos
sobre el aborto, *Diego Gracía* afirmaba «*Yo creo que a veces los
científicos se pasan. Cuando se dice que la ciencia demuestra que desde el
primer momento un embrión es un ser humano, yo creo que eso no es verdad y
la ciencia no puede decir nada ni a favor ni en contra. La ciencia sabe lo
que sabe, utiliza las técnicas que tiene y nada más. Y la cuestión no es una
cuestión científica, es ética. Lo que me parece absolutamente incorrecto es
que unos señores se atribuyan unas prerrogativas que no tienen y que digan
"nosotros como científicos". Eso es incorrecto y no se puede decir y esos
señores están utilizando la ciencia de un modo que no es correcto. Están
manipulando a la gente»*.

Nótese el tenor titubeante de la respuesta al contestar, no con una razón
fundamentada y asentada con algún tipo de argumento empírico, sino con un «*yo
creo que eso no es verdad».* Esto, desde luego es lo que no es científico.
Hubiera sido deseable que nos explicara por qué de su creencia. Lo curioso
del caso es que en la misma entrevista en la siguiente contestación acusa a
los científicos firmantes de la *Declaración de Madrid* -recordemos más de
3000-, de estar *«al servicio de creencias»,** *a lo que añadía. *«a mí las
creencias me parecen muy respetables, pero no se puede parapetar detrás de
la ciencia para defender esas creencias, y decir a la gente que esas
creencias son las que tienen que generalizarse. Eso es una manipulación de
la opinión pública absolutamente incorrecta».*

La realidad es la que es, y no se puede ocultar, y lo cierto es que el
aborto supone la expulsión o extracción de su madre de un feto en pleno
desarrollo, con el resultado de su muerte. Los investigadores y científicos
que firmamos la Declaración de Madrid, solo denunciábamos esta realidad
destacando el hecho de la *existencia de una vida humana* en gestación desde
el momento de la fecundación. Podríamos haber optado por mirar para otro
lado, como hacía el Dr. Gracia o el puñado de firmantes de un
contramanifiesto de tono similar a la postura del Prof. Gracia, colgado en
una Web de claro sesgo anti-sistema, pero optamos por decir lo que sabemos y
queríamos que lo supiese la sociedad. ¿Por qué molestaba la difusión de la
verdad? ¿No es evidente que para juzgar moralmente el acto de provocar un
aborto, hace falta conocer el estatus biológico del sujeto que se destruye?
Con el Manifiesto reclamábamos la atención sobre un aspecto apenas
contemplado en los debates sobre el aborto. *El papel de la ciencia.* El
aborto no es solo una cuestión de ética como sostiene el Dr. Gracia, y
conviene al gobierno que ha convertido la eliminación de la vida humana de
los no nacidos nada menos que en un derecho. Ni la ciencia es ajena al
aborto, ni lo que declaramos en el Manifiesto era una cuestión de creencias
personales, ideológicas o religiosas. De hecho, la definición de embrión que
podemos encontrar en los tratados de Biología es inequívoca: «*la primera
etapa del desarrollo de un ser pluricelular, a partir de la fecundación del
ovocito por un espermatozoide, que en el desarrollo humano llega hasta la
octava semana, después de lo cual pasa a ser feto»*.

A mayor abundamiento, el *Comité de Bioética de España*, compuesto por
médicos y científicos (muchos nombrados por mantener una postura
políticamente correcta), emitió un dictamen sobre la *Ley Aído*, el 7 de
Octubre de 2009, en el que se admitía abiertamente que «*el desarrollo
embrionario y fetal puede considerarse un proceso en continuidad desde la
fusión de los pronúcleos del espermatozoide y del óvulo hasta el parto y que
desde esta perspectiva, su vida biológica puede identificarse en todo
momento como una vida** humana*»… «*Una** **realidad humana independiente de
la madre, que debe respetarse y** **protegerse*». Es evidente que esta
afirmación desmiente a los gobernantes que han mantenido que la Ciencia no
tiene nada que decir sobre el inicio de la vida humana. Léase también el *voto
particular del Dr. Nombela*, miembro de dicho Comité y de nuestra Asociación
(Voto Dr. Nombela Comité Bioética España-
2010
)

Por si aun quedasen dudas y quien leyese este comentario deseara
sinceramente saber la verdad sobre el significado biológico de la vida
humana, podríamos añadir algunos elementos más de análisis. En primer lugar,
abortar es literalmente «*cercenar una vida en proceso de desarrollo*» y,
desde la perspectiva científica, da igual que a esa vida se la califique
simplemente de vida humana o se la trate de elevar a las categorías de ser
humano o persona, por muy metafísicas que se consideren. Aunque, si nos
atenemos a la etimología del término, «ser» implica «existir», y desde luego
desde la concepción existe vida y por lo tanto *el embrión humano es un ser
humano*.

En segundo lugar, vamos a recordar una vez más, que si hablamos de la
especie humana, el cigoto humano, resultante de la fusión de un óvulo humano
con un espermatozoide humano, que recibe genes humanos, es la primera
realidad biológica de una vida humana. *El cigoto es un ente vivo*, que
existe y posee la información genética necesaria para su desarrollo. Cada
cigoto humano da inicio a una vida embrionaria humana. Por ello, el embrión
y el feto, las primeras etapas de la vida, son biológicamente equiparables
al recién nacido y al adulto. Se trata del mismo ser, la misma persona, de
la que lo único que los diferencia es un factor temporal, que no debe
convertirse en determinante para establecer diferentes categorías en un
mismo individuo.

*Fdo. Nicolás Jouve*

*Presidente de CíViCa*
************

Monday, October 11, 2010

Fe y Ciencia. Recordando a Teilhard de Chardin a los 55 años de su muerte

El pensamiento unitario de este genial intuitivo permanece hoy sumamente vigente en nuestros días. Efectivamente la Fuerza Universal, el Cristo Cósmico Teilhardiano palpita en la materia, se trasparenta en ella y la anima en su constante evolución hacia una mas plena conciencia de la humanidad, en un camino convergente hacia Dios mismo, hacia el mismo Cristo, misterio de Dios, el Verbo hecho carne, hecho hombre.
La evolución hizo aparecer sistemas cada vez más complejos desde los átomos elementales a los compuestos orgánicos. La materia fue cada vez haciéndose más compleja hasta que fue capaz de alcanzar tal substrato que hizo posible la aparición de la conciencia para entonces aparecer el hombre como tal.
Esta conciencia se encuentra en todos los seres humanos más o menos evolucionada (Noosfera), y a medida que alcance un más pleno desarrollo se hará cada vez más posible el ideal de Teilhard, de ir alcanzando en la evolución espiritual el punto Omega, Cristo mismo que es Alfa y Omega, principio y fin de todas las cosas.
Esta evolución se realiza según Teilhard a través de la Noosfera. “El poder espiritual de la materia le permite a ésta poder llegar a ser matriz del Espíritu”. Queda así superado el materialismo científico ya que la materia evoluciona hacia el mismo Dios. Investigando en la materia se llega a Dios.
“La ciencia, afirmaba, adquiere un carácter místico, ya que todo se dirige hacia la convergencia, hacia su Espíritu”.
La ciencia no se limita exclusivamente al conocimiento de la estructura material, sino que se extiende más allá de sus límites, donde se encuentra también la trascendencia y lo espiritual. Teilhard ve la investigación científica como una forma de adoración.
Ciencia y Religión no son discordantes sino que se complementan: “Materia y Espíritu conviven en el corazón de la materia misma”.
Nada mas lejos del panteísmo, es este panenteísmo donde Dios está en todo y es más que esa realidad material, creada por su energía divina y que la anima constantemente sin ser la materia misma.
Camina el genero humano hacia la Nueva Creación que profetizó Isaías (Is III 65, 25), 739 años antes de Cristo, donde se anuncia la Solidaridad Universal, que aunque hoy día materialmente parece lejana, permanece no obstante en las mentes y corazones de los hombres de buena voluntad
Esa energía radial que hace desarrollar la materia hacia la Convergencia de evolución cósmica es para Teilhard, el Cristo, Dios mismo que se encuentra presente en todas las cosas. Todo está lleno de su presencia, porque en El existimos, nos movemos y somos (Act 11, 28)
Dios es amor, nos dice Teilhard, por lo que esa fuerza unitiva convergente hacia El mismo en la evolución espiritual del ser humano, solo puede ser conducida por el amor, fuerza dinámica que procede del mismo Dios.
El sabio jesuita era optimista en esta evolución de la humanidad hacia el punto Omega, hacia Cristo. Y aunque es cierto que existen fuerzas divergentes, disgregadoras que entorpecen y dificultan el camino hacia la convergencia, como son la violencia, el terrorismo, el odio en todas sus variadas formas, sigue siendo el amor aunque parezca mediatizado por el odio la única fuerza, fuerza del Espíritu, la que al final acabará atrayendo todo hacia el Cristo Teilhardiano. Es esta una atracción irresistible, donde el esfuerzo de los hombres de buena voluntad es también necesario para que pueda realizarse la unificación final en el punto Omega, hacia la Cristificación del Universo.
Mientras tanto los cristianos debemos de seguir caminando en el día a día haciendo posible en cada momento de nuestra existencia esa apoteosis final. Es la justa tensión entre el querer bien hacer, y el obstáculo que supone nuestra indolencia y debilidad, donde se muestra pujante la fuerza de la Fe. En esta debilidad que el mismo Pablo de Tarso sentía sobre sus espaldas se revela la fuerza del amor. El ser humano de buena voluntad va en definitiva equilibrando estas fuerzas, convergentes y divergentes, en uso de su libre albedrío hacia el bien, hacia la solidaridad con su prójimo, alcanzando en el amor el pleno desarrollo de su humanidad.
Puede ser este mundo globalizado, esta aldea global, una forma de evolución que decía Teilhard. En las últimas desgracias naturales mundiales, ha florecido dentro del caos y las fuerzas divergentes, la unidad de muchos seres del Planeta Humano hacia la convergencia del amor y de la solidaridad universal, ello hacer reavivar la esperanza en las desgracias.
Y es que el ser humano, no lo olvidemos, ha sido creado a imagen y semejanza del mismo Dios, aunque a veces su transparencia pueda ser muy opaca en algunos seres humanos.
La Esperanza en un nuevo amanecer permanece siempre abierta para el hombre de buena voluntad, para el cristiano. No terminamos los humanos en esta forma de existencia, sino que tras el tránsito nos abrimos a una eternidad. La materia del hombre queda así espiritualizada por el mismo Cristo. Resucitamos en cuerpo espiritualizado, tras el mismo momento de nuestra muerte personal, porque el Espíritu de Dios permanece siempre en el hombre (cuerpo espiritualizado) como refiere Leonardo de Bof.
En definitiva, Teilhard de Chardin nos invita a un cambio personal, a un camino de convergencia hacia el Cristo Universal.
Bernardo Ebrí Torné