Actividad Científica del Dr. Bernardo Ebrí

Los interesados en poder descargar publicaciones médicas científicas del Dr. Bernardo Ebrí Torné, pueden hacer "clic" en

https://www.researchgate.net/profile/Bernardo_Ebri/stats

Para descargar el programa informático para el cálculo de la Edad ósea en niños, guía explicativa como usarlo, sobre la radiografía de mano izquierda, y luego poder predecir la talla adulta del niño (niños de 0,5 años a 20); específicos programas para niños de 0 a 4 años a través de la radiografía de mano y de pie) (En español y lengua inglesa),publicaciones a este respecto, libro sobre Maduración ósea, etc.,.., introducirse en la siguiente web: www.comz.org
(Al final de la página, hacer "clic" en el banner: Bone Maturation (Maduración Ósea), dibuja el banner una radiografía lateral de pie, y ya se abre el portal, la página, donde se encuentra toda la información, con posibilidad de descarga.
El método esta siendo utilizado por pediatras, radiólogos, de España, Italia, México...
Comentarios en https://sites.google.com/site/doctorbernardoebri/prueba


Salmos 91:4 y 46:1. El amor de Dios

Salmos 91:4 y  46:1. El amor de Dios
"Pues te cubrirá con sus plumas y bajo sus alas hallarás refugio. ¡Su verdad será nuestro escudo y tu baluarte". "Dios es nuestro amparo y nuestra fortaleza, nuestra ayuda segura en momentos de angustia"

Friday, July 11, 2014

El funambulista de Dios


 

 

Pedro Miguel Lamet

 

Liu Ming, el médico chino del Papa que le atendió y devolvió la salud cuando éste era arzobispo de Buenos Aires, anda preocupado. Y es para estarlo. Pero no sólo por la inhumana agenda del pontífice, que rebasa con mucho las fuerzas de un hombre de setenta y ocho años, sino porque Francisco, además de su carisma sacerdotal, tiene vocación de funambulista. Sus saltos, piruetas verbales y últimas denuncias confirman los altos riesgos que asume y acabarían con los nervios de cualquiera.

Los mafiosos de Calabria ya han respondido a su pública excomunión, manipulando una imagen de la Madonna –¡pobre aldeana de Nazaret!- que hicieron reclinar ante el domicilio de un famoso capo de la Ndrangheta en un pequeño pueblo de Reggio Calabria, escenario de una sangrienta guerra de clanes. O el boicot a la misa en la cárcel Mamertinade 200 presos de la Mafia. Y es que, ya se sabe, en Italia hasta el crimen organizado pretende el agua bendita de la Iglesia. Con todo parece, ojalá, que de momento los mafiosos no se atreverán a más, aunque solo sea por la popularidad mundial del papa Bergoglio.

Lo que muchos ignoran es que en esta cruzada hacia fuera y dentro de la Iglesia, los disparos más peligrosos proceden de casa. Comienzan cuando Francisco se sienta en la sede de Pedro con una bomba de relojería debajo: el desprestigio mundial que supone la plaga de la pederastia, una de las razones que influyeron en la renuncia de Benedicto XVI. La reciente petición de perdón a las víctimas de estos abusos, uno de los que más vivamente condenó, con “piedra de molino”, Jesús Nazaret, se une a varias destituciones y medidas contra los pecados de omisión, aunque queda mucho por andar.

¿Y qué decir de los “cuervos” de la corrupción, de los prelados adinerados, de los lobbies homosexuales, de las presiones de la caverna? Desde siempre un papa fue un solitario en su jaula de oro de los palacios vaticanos. Pese a que ahora vive con más gente en Santa Marta, el papa Francisco ha de sufrir seguramente en silencio y soledad el acoso de sus enemigos. Quizás los peores sean los más fieles, los rigoristas y ultraconservadores de dentro. Me consta que muchos de estos, que aún se confiesan con frecuencia, declaran ante la rejilla: “Padre, me acuso de criticar al Papa”. Paradójicamente, a pesar de leer y releer el Evangelio, no aceptan la misericordia del buen pastor en busca de la oveja pedida y los más alejados. Porque, como hacía decir el genial Mingote a dos beatas a la puerta de la iglesia: “Convéncete, hija, lo que se dice al cielo, iremos los de siempre”.

Eso, a pesar de que el papa argentino, ejerce de equilibrista también entre las “dos Iglesias” con las que le ha tocado vivir, repartiendo canonizaciones a los dos bandos –pues la santidad no es ni de izquierdas ni de derechas- y andando con pies de plomo, por ejemplo en temas de moral familiar. Los “Lineamenta” o documento preparatorio del Sínodo es el que más materia incluye de los que he conocido en largos años de informador y el único fruto de consulta con la base. Pero, ante el escándalo de algunos, ya ha anunciado que este sínodo es tan importante, que lo va a dividir en dos sesiones.
Algo reporta confianza en tal comportamiento. Y es que en mi opinión, Bergoglio ha experimentado una profunda vivencia interior. Los orientales lo llaman “iluminación”, los occidentales “ilustración”. Como Ignacio de Loyola, en su visión del Cardoner, ha visto claro. Basta comparar las fotos del cardenal bonaerense, casi siempre serio y preocupado, y las del actual Papa, revestido de un gozo, una valentía e inteligente prudencia que rompen moldes.

Francisco puede estar cansado, porque si no, a su edad, no sería un ser humano. Pero su espíritu es libre. Por dentro no teme a nadie, ni a las metralletas de los mafiosos, ni a los manejos de los corruptos, ni los inmovilismos de los “católicos de toda la vida”. No quiere cristales antibalas en su papamóvil, ni parapetarse en el prestigio del lujo o del protocolo. Muestra aquello de Pablo de que el espíritu está por encima de la ley. Sus únicas armas son una autenticidad espontánea y creíble y una alineación con los más pobres y pequeños de este mundo. A partir de ahí, puede pasarle cualquier cosa. No parece importarle. Se diría que vive el ahora como fuera del tiempo. Quizás como quien no quiere nada para sí y ya lo tiene todo.

Sunday, July 6, 2014

¿Si Dios existe por qué permite el mal?

Actualizado 6 julio 2014
-Pero si Dios existe, ¿por qué permite que haya tanto mal?
Esa pregunta es casi obligada que surja en clase de religión, de la misma manera que surge de forma “natural” en cualquier ser humano ante el escándalo del mal en el el mundo. De hecho creo que no ha habido grupo al que haya dado clase en el que no me hayan planteado alguna vez la cuestión.
-Para serte sincero- respondo- esa pregunta no tiene una respuesta ni fácil ni definitiva. Ciertamente la presencia del mal en el mundo se nos presenta como un “misterio” o un escándalo, que contrasta con la existencia de Dios amor. Pero si quieres sí que podemos dar algunas claves que, sin que nos lleven a un entendimiento profundo al menos nos permitan acercarnos un poco.
Por muy banal o superficial que pueda ser en un principio, al menos en apariencia, la vida de un adolescente, no por ello deja de buscar respuestas a los grandes misterios de la vida aunque sea de forma ocasional. La atención del aula en momentos así suele ser grande, les interesa el tema.
  • Vamos a ver- prosigo- podríamos empezar planteando tu pregunta al revés
  • ¿Cómo?
  • Pues por ejemplo, ¿cómo es que si Dios no existe, como dicen algunos, haya tanto bien?
  • ¿A qué te refieres?
  • Al amor, la amistad, la alegría, la belleza, la música... a personas como los misioneros o los voluntarios de las ONG´s que entregan su tiempo y su vida por los demás... a los padres que se esfuerzan y sacrifican no por ellos mismos si no por sacar a sus hijos adelante...
  • Pero todo eso podría darse con independencia de que Dios exista
  • Pero en ese caso estaríamos siendo injustos con Dios
  • ¿Por qué?
  • Pues porque le achacaríamos que no evitase el mal pero no le reconoceríamos que posibilitase el bien, ¿no te parece?
La reflexión no es banal, a fin de cuentas está en nuestra naturaleza tener más facilidad para la queja que para el agradecimiento, con los demás y con Dios mismo. La pregunta que lanzo se queda sin respuesta.
  • Pero entonces volvemos a lo de antes - comenta el alumno- si posibilita el bien, tal como dices, ¿por qué no impide el mal?
  • ¿A qué mal te refieres?
  • Pues a las guerras, los asesinatos, la violencia... a que unos tengan de sobra y otros no tengan ni lo más imprescindible...
  • Bueno, Dios en su creación ya ha hecho que muchas de sus creaturas queden libres de pecado y no cometan nada de eso
  • ¿Quienes?
  • Los animales. Una leona no mata a la cebra por maldad, si no porque es su sustento, y si está saciada no la atacará. El toro no monta a la vaca por que sea un violador, si no porque responde a sus instintos de reproducirse. En el reino animal no existe la codicia, ni la avaricia...
  • ¿Y no podría hacer Dios que todo eso no se diese en los seres humanos?
  • Hipotéticamente podría, pero no creo que quieras que lo haga
  • ¿Por qué no voy a querer?- responde sorprendido.
  • Por que para ello lo que debería hacer es quitarte la razón y la libertad y convertirte en un animal que viva únicamente respondiendo a sus instintos. ¿Es eso lo que quieres?- La respuesta es tan obvia que no se produce.
  • Pero hay también otras cosas que, no sé cómo decirlo, te vienen sin motivo aparente.
  • ¿Cómo cuales?-pregunto
  • Pues una enfermedad, la muerte de un niño o de un ser querido... yo supongo que esas cosas sí que las podría evitar Dios
  • Volvemos a lo mismo, hipotéticamente podría, aunque como bien dices este tipo de mal tiene un significado distinto. De hecho cuando te sucede a ti lo lógico es que te enfades con Dios y se lo eches en cara, y no hay nada malo en ello, ya que Él conoce nuestro corazón y lo comprende. Pero permíteme que te diga una cita muy dura de San Pablo, “todo sucede para el bien de los que aman a Dios”, ojo, y dice “todo”, no “casi todo”
  • Pero eso es una barbaridad...
  • Aparentemente sí, pero Dios nos llama a vivir en la gratitud siempre, tanto en los buenos momentos como en los malos. Seríamos unos fieles de pacotilla si solo alabásemos a Dios cuando las cosas nos van bien y lo dejásemos de lado cuando nos fuesen mal.
  • ¿Entonces eso qué significa, que es bueno sufrir?
  • No, sufrir por sufrir es malo, no tiene ningún sentido. Dios nos invita a que cuando tengamos un sufrimiento lo vivamos en la dimensión de la cruz- Eso les suena a chino, así que tengo que explicarlo con palabras más sencillas- Me refiero a que no podemos pretender una vida en la que todo nos salga a nuestro gusto, no conozcamos ni el esfuerzo ni el dolor o seamos ajenos cualquier sufrimiento. Necesitamos los acontecimientos buenos en nuestra vida para el disfrute y el agradecimiento, pero también los menos buenos por que nos ayudan a madurar, a ser solidarios con el sufrimiento del otro, a buscar un mundo mejor y más justo, a vencer nuestra soberbia... de hecho cuando Jesús habla a las gentes les dice que para ser discípulos suyos tienen que llevar consigo una cosa, ¿sabéis cual?
  • ¿La fé?
  • ¿El amor?
  • ¿La inteligencia?
  • No-respondo- Jesús dice que el que quiera ser su discípulo debe tomar su cruz, esto es, su sufrimiento, y seguirle. La cruz se convierte así en “gloriosa”, como se decía en la Iglesia primitiva, puerta de nuestra salvación, no por que sea un instrumento de sufrimiento, si no por que nos permite asociarnos a la muerte de Cristo y con Él a la resurrección y la gloria.
  • Ya, pero si un niño se queda sin madre... o ti se te muriera un hijo...
  • Evidentemente, el que la cruz sea gloriosa no significa que deje de ser cruz. Nadie dice “qué bien, se ha muerto mi padre”, bueno, quizá alguien lo dijera – a pesar de lo serio del tema el comentario provoca algunas risas- pero ante la muerte el cristiano tiene la certeza, o al menos la esperanza, de que esta vida es un mero trámite y que nuestro destino auténtico y definitivo es la vida eterna con Dios donde nos reuniremos de nuevo con nuestros seres queridos que hayan partido antes que nosotros.
La clase bulle, todos tienen mil preguntas que hacer e incluso se atropellan unos a otros. Tengo que frenar el tema.
  • Veréis, no tratéis de entender en un rato lo que ya os he dicho que es un gran misterio de fe. Dejad, si queréis, que el Señor vaya haciendo una historia con cada uno y ya os irá iluminando.
Sé que lo que pido es un imposible, un adolescente no tiene en su naturaleza los conceptos de espera y paciencia, pero qué le vamos a hacer... otro día más.

Thursday, July 3, 2014

Crucifixiones de cristianos ¡sí han oído bien, crucifixiones! en Siria

Actualizado 4 mayo 2014

Se está diciendo desde hace tiempo. Yo se lo oí afirmar hace ya un mes a una estudiante siria, en la gala que realizó este año Ayuda a la Iglesia Necesitada en el Colegio de Médicos de Madrid el pasado 5 de abril. Me pareció tan increíble que no me atreví a publicarlo. Y eso que el reporte de crucifixiones en algunos países árabes ni siquiera es nuevo (pinche Vd. aquí si desea conocer otros casos).

Ahora ha trascendido a todos los grandes medios mundiales. Veo las imágenes en Telemadrid, se hace eco la CNN que incluso presenta las fotos, las mismas que puede Vd. ver debajo, con una advertencia sobre su brutalidad. El propio Papa, sin atreverse ni a decir donde está ocurriendo, “en cierto país no cristiano”, lo lamenta casi con incredulidad… si no fuera porque ya no hay lugar para la incredulidad.


En una de nuestras entradas hace ya algún tiempo, informábamos, no menos incrédulos que el Papa, de que aún existía tráfico de esclavos en el mundo (pinche aquí y verá que no le miento): hoy tenemos que informar de que aún hay lugares del mundo donde se están crucificando personas. Y ese lugar, aunque el Papa que el Papa no se atreve ni a mencionar, es Siria, la ciudad de Raqqa, donde las están practicando las fuerzas rebeldes en las que occidente veía hace sólo unos meses, y algunos todavía más “progresistas” se empeñan en seguir viendo, las señales del progreso y la libertad en Siria.

¡Cómo olvidar cuando vemos estas escenas que en una procuraduría de la provincia siria, con capital en Cesarea Marítima y cuyo titular era un tal Pilatos, colgó ya entonces, hace veinte siglos, un ilustre crucificado! ¡Cómo olvidar que en la que incluso hoy es su capital, se producía la caída de un caballo inexistente de ese cristiano sin par llamado Pablo! ¡Cómo olvidar que en pleno territorio sirio, ni siquiera en la Siria romana, no, ¡en la actual Siria! (pinche aquí si no se lo cree), nació la Iglesia, en una ciudad que hoy se llama Banias y entonces Cesarea de Filipo!

“Llegado Jesús a la región de Cesarea de Filipo, hizo esta pregunta a sus discípulos: ‘¿Quién dicen los hombres que es el Hijo del hombre?’ Ellos dijeron: ‘Unos, que Juan el Bautista; otros, que Elías; otros, que Jeremías o uno de los profetas’. Díceles él: ‘Y vosotros ¿quién decís que soy yo?’ Simón Pedro contestó: ‘Tú eres el Cristo, el Hijo de Dios vivo’. Replicando Jesús le dijo: ‘Bienaventurado eres Simón, hijo de Jonás, porque no te ha revelado esto la carne ni la sangre, sino mi Padre que está en los cielos. Y yo a mi vez te digo que tú eres Pedro, y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia, y las puertas del Hades no prevalecerán contra ella’” (Mt. 16, 13-20).

Con un alto grado de probabilidad, las personas que cuelgan de esas cruces del siglo veintiuno son cristianas: ¿no adquiere el suplicio de la crucifixión su máxima dimensión humillatoria precisamente cuando aplicado a esos extraños prosélitos cuyas reuniones vienen todas presididas por el cuerpo de un crucificado? Ahora bien, cristianos o no, personas son, eso no lo puede negar nadie… y cuelgan de una cruz. Como en la noche oscura de la historia.

A esto, queridos amigos, es a lo que ha quedado reducida la primavera árabe. Algunos anunciamos entonces que no era la primavera la que reía, sino el más crudo invierno el que se carcajeaba. Pero un mundo premeditada e impostadamente ingenuo cerraba los ojos a la más que evidente realidad, para jugar a autoengañarse pensando que, en adelante, el petróleo nos lo iban a regalar o casi, y que todos tendríamos una preciosa y baratísima casita mirando a las playas del meridión mediterráneo en la que nos despertaría cada mañana el dulce canto del almuecín.

Las cosas no son tan fáciles, y mucho han de cambiar todavía para que en invierno florezcan flores… Aunque por esta vez y sin que sirva de precedente, los que profesan esa extraña religión del siglo veintiuno llamada cambio climático sí hayan conseguido demostrar que en primavera, en algunos lugares del mundo, puede hacer frío, mucho frío. Y de hecho lo hace.

Que hagan mucho bien y que no reciban menos.


©L.A.
Si desea suscribirse a esta columna y recibirla en su correo cada día, o bien ponerse en contacto con su autor, puede hacerlo en encuerpoyalma@movistar.es



Otros artículos del autor relacionados con el tema
(haga click en el título si desea leerlos)

Algunas verdades como puños sobre Siria
De Amnesty International y su denuncia sobre crucifixiones en Arabia Saudí
Termómetro: sin medalla por dedicársela a Dios, crucifixión en Arabia Saudí, nueva horterada pesoíta
Reveladora entrevista al Arzobispo de Alepo (Siria)
Entrevista sin desperdicio al Patriarca melquita Gregorio III sobre los sucesos de Siria
Termómetro: niño ajusticiado por blasfemia, ¿primavera árabe en Siria? el éxodo iraquí y más...
¿Sabía Vd. que hay lugares donde todavía hay esclavos y que hay españoles dedicados a su rescate?

Tuesday, July 1, 2014

La cristofobia que no cesa


Dos son las señas de identidad del actual izquierdismo español: la cristofobia y "lo" público. Aquello primero lo tienen como un muñeco maniqueo al que sacudir cada vez que quieren demostrar que son más "progres" que la madre que los parió. Lo segundo es su negocio particular lucrativo


Actualizado 30 junio 2014
Compartir: Acceder al RSS Añadir a Facebook Añadir a Twitter Añadir a del.icio.us Buscar en Technorati Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé | Imprimir | Corregir | Enviar | Comentar 0
Expresaba hace pocas semanas, exactamente el uno de junio, en el artículo titulado “La Iglesia, muñeco del pim-pam-pum”, mi temor a que las querellas entre los partidos “gauchistas” para alzarse con el santo y la limosna del electorado afín, acabara pagándolas la Iglesia.

Ni que hubiese tenido una bola de cristal de adivina de barraca de feria. Han pasado pocos días para que se inicie una competición de partidos y partiditos de este sector, a ver quien hace y dice la melonada más sonada contra símbolos cristianos y la propia Iglesia.

Empezó el minipartido valenciano Compromís (Compromiso), pidiendo la supresión del crucifijo de las dependencias del Hospital provincial de Castellón. No prosperó su despropósito, pero ahí quedó el escupitajo, para que conste.

Compromís es un aguerrido partidito toca narices de vitola comunista, como revela su nombre. Eso de compromiso y comprometido eran los eufemismos con que calificábamos, aquellos años, a artistas e “intelectuales” orgánicos del Partido y sus aledaños. Era una manera de entendernos sin ser descarados.

No es el único retoño que ha brotado del viejo tronco, ya decrépito, de la hoz y el martillo. Amaiur y sus mozos que andan todavía por el monte, no son otra cosa que gente del puño en alto, siempre amenazante y temible. Lo mismo que el exitoso rebrote llamado Podemos de Pablo Iglesias bis, que echa sermones redentores de los parias de la tierra en el muy proletario Hotel Ritz de Madrid.

A la iniciativa de Compromís para suprimir los crucifijos de los hospitales, se ha sumado rápidamente Izquierda Unida, es decir, el PCE de toda la vida aunque ahora lo disimule, no sea que le coman el terreno por la siniestra.

En esta competición a ver quién es el más gallito del barrio, como decía hace un mes, no podía faltar la comparsa (expresado en términos de la aljamía festera de Moros y Cristiano de Alcoy) del PSOE, para que no que no los acusen de derechosos. Y ahí tenemos al candidato a capitán general de las huestes fundadas por aquel otro Pablo Iglesias, el auténtico, el genuino, el Abuelo, un tal Pedro Sánchez, el “moderado”, anunciando que si gana denunciará el Concordato con la Santa Sede y suprimirá los privilegios de la Iglesia católica.

¿Qué privilegios, corazón? ¿El dar de comer diariamente por Cáritas y otras muchas instituciones católicas a cientos de miles de personas “descartadas” por la tremenda crisis económica provocada, principalmente, por su incompetente jefe de filas, Rodríguez Zapatero, desdicha de esta nación?

¿El ahorrar miles de millones de euros al erario público con los colegios concertados de las órdenes y congregaciones religiosas dedicadas a la enseñanza, o los colegios de “iniciativa social” pero ideario católico?

Querido Sánchez: esos privilegios están al alcance de cualquiera que tenga corazón y redaños para semejantes esfuerzo. ¿Por qué los socialistas, y los comunistas, no quieren subirse a ese carro privilegiado? ¿Por qué no montan comedores y centros para la “famélica legión”, ahora que hay tanta necesidad de ello? Claro que para eso hay que sudar la camiseta.

Te digo más, amado Sánchez: si estudiaras un poco de historia universal descubrirías que mientras vosotros, gobernantes y políticos, os dedicabais a pelearos unos con otros, a mantener de manera permanente el azote de la guerra, la Iglesia fundaba hospitales, atendía a enfermos y leprosos, abría los primeros centros psiquiátricos de los que se guarda memoria, enterraba a los muertos, creaba universidades, enseñaba a leer y escribir en las parroquias, y un larguísimo etcétera imposible de resumir en un simple artículo.

Si además viajaras, por ejemplo, a Estados Unidos -¡malditos yankis, siempre tienen que aparecer en la sopa!- acaso podrías averiguar que la universidad –creo que hay más de una- de dirección y gestión de hospitales más prestigiosa de USA, pertenece a las Hermanas del Caridad de San Vicente de Paúl.

Dos son las señas de identidad del actual izquierdismo español: la cristofobia y “lo” público. Aquello primero lo tienen como un muñeco maniqueo al que sacudir cada vez que quieren demostrar que son más “progres” que la madre que los parió. Lo segundo es su negocio particular lucrativo. Como han sido siempre incapaces de crear nada positivo ni productivo, se amorran a las ubres estatales para vivir opíparamente a costa del contribuyente. Mucho Estado, muchos servicios (¿) públicos, mucho funcionario improductivo a ser posible de su cuerda, muchos liberados sindicales, etc. En consecuencia, muchos más impuestos (¿todavía más?) y mucha menos libertad personal. Un negocio redondo. Se hacen con todo sin arriesgar un euro. Ahí lo vemos en las universidades públicas: modelo de enchufismo y vivero de indignados revolucionarios.

A la vista de este panorama tan inquietante, no es de extrañar que los viejos dirigentes del socialismo patrio, tal que Felipe González, Joaquín Leguina, Paco Vázquez y hasta Corcuera, estén muy alarmados por la deriva tremendista que registra el PSOE. José Luis Corcuera, el sindicalista, el ministro del Interior con Felipe González, el de “la patada a la puerta”, al que se tenía por rústico, dio una lección magistral de sentido común el martes, día 24, en el programa “El Cascabel” del canal 13 TV. Daba gusto oírle, ¿quién lo hubiera podido decir? Dejó boquiabiertos a los contertulios y a muchísimos veedores del programa. Prueba de que aún queda gente sensata en la izquierda española, sólo que se trata de una especie en proceso de extinción. Por la edad y el virus demagógico.