Actividad Científica del Dr. Bernardo Ebrí

Los interesados en poder descargar publicaciones médicas científicas del Dr. Bernardo Ebrí Torné, pueden hacer "clic" en

https://www.researchgate.net/profile/Bernardo_Ebri/stats

Para descargar el programa informático para el cálculo de la Edad ósea en niños, guía explicativa como usarlo, sobre la radiografía de mano izquierda, y luego poder predecir la talla adulta del niño (niños de 0,5 años a 20); específicos programas para niños de 0 a 4 años a través de la radiografía de mano y de pie) (En español y lengua inglesa),publicaciones a este respecto, libro sobre Maduración ósea, etc.,.., introducirse en la siguiente web: www.comz.org
(Al final de la página, hacer "clic" en el banner: Bone Maturation (Maduración Ósea), dibuja el banner una radiografía lateral de pie, y ya se abre el portal, la página, donde se encuentra toda la información, con posibilidad de descarga.
El método esta siendo utilizado por pediatras, radiólogos, de España, Italia, México...
Comentarios en https://sites.google.com/site/doctorbernardoebri/prueba


Salmos 91:4 y 46:1. El amor de Dios

Salmos 91:4 y  46:1. El amor de Dios
"Pues te cubrirá con sus plumas y bajo sus alas hallarás refugio. ¡Su verdad será nuestro escudo y tu baluarte". "Dios es nuestro amparo y nuestra fortaleza, nuestra ayuda segura en momentos de angustia"

Tuesday, April 23, 2013

Ataque yihadista a la catedral de San Marcos de El Cairo





Es fácil ver el reciente ataque yihadista a la catedral de San Marcos de El Cairo simplemente como más de lo mismo, pero resulta que posee una gran importancia simbólica, y en muchos aspectos presagia males formidables para los millones de cristianos de Egipto.
Considérense varios hechos: la catedral de San Marcos, dedicada al autor del segundo evangelio, quien llevara el cristianismo a Egipto unos 600 años antes de que Amir ben al As llevara allí el islam por la fuerza de la espada, no es simplemente otra iglesia copta que es atacada o incendiada por una turba musulmana (véase mi próximo libro, Crucified again: exposing Islam new war on Christians [Crucificados otra vez: la nueva guerra del islam contra los cristianos, al descubierto], para una idea global de los ataques pasados y presentes de los musulmanes a las iglesias coptas), sino que es considerada el lugar más sagrado por millones de cristianos de todo el orbe, especialmente por los coptos, tanto de Egipto como del resto del mundo. Dado que se trata de la única sede apostólica en toda África, su relevancia y misión evangelizadora abarca al continente entero, es decir, países como Sudán, Etiopía, Libia, Túnez, Marruecos y Argelia, por nombrar sólo unos pocos. Como sede apostólica –la auténtica cátedra de un apóstol de Cristo–, posee además significado histórico para la Cristiandad entera.
En resumen, las turbas musulmanas –ayudadas y amparadas por el Estado egipcio, tutelado por los Hermanos Musulmanes– no sólo atacaron una iglesia copta, sino que cometieron un acto de guerra contra toda la Cristiandad. Atacaron un recinto de gran importancia simbólica e histórica para todos los cristianos, pues San Marcos, cuyas reliquias se hallan en la catedral, es patrimonio de todos los cristianos, no sólo de los coptos. Precisamente esta clase de ataques contra iglesias orientales y ortodoxas –incluido el que supuso la destrucción de la iglesia de la Resurrección en 1009– fue lo que abrió el camino para las Cruzadas, en una época en la que la Cristiandad no estaba totalmente fragmentada y desunida, como sí lo está en la actualidad.
Este ataque yihadista contra la catedral de San Marcos no supone para los coptos algo diferente de lo que significaría para los católicos un ataque yihadista contra el Vaticano, o, para mantener la analogía, pero vista desde el lado contrario, no sería distinto de un ataque cruzado a la Gran Mezquita de La Meca.
Mientras que uno sólo puede imaginar cómo reaccionarían los musulmanes del mundo entero a un ataque cristiano-occidental contra el más sagrado de sus santuarios, los líderes postcristianos de Occidente, como de costumbre, se muestran impertérritos; al igual que las fuerzas de seguridad egipcias, que permanecieron impasibles mientras una chusma musulmana abría fuego contra la catedral.
En cuanto a los coptos egipcios, ciertamente acudieron en defensa de la catedral más importante de su país, incluso de toda África, de ahí la drástica respuesta del ministro del Interior: según un testigo presencial, las fuerzas de seguridad lanzaron al recinto entre 40 y 50 bombas de gas, que dejaron sin sentido a muchos cristianos, mujeres y niños incluidos. Al igual que ocurrió en Maspero en 2011, cuando las fuerzas de seguridad atacaron brutalmente a los coptos que se manifestaban en contra de los ataques que estaban sufriendo sus iglesias –veinte cristianos fueron asesinados entonces–, parece que las autoridades se irritaron con los dhimmíes que defendieron valerosamente su lugar más sagrado.
Por otra parte, el que los coptos acudieran en defensa de su catedral –Reuters dijo que eran “unos cuantos jóvenes marginales agresivos (…) cristianos”, “que podrían estar cayendo también en la violencia”– ha confirmado el punto de vista de los medios de comunicación occidentales, según el cual la minoría cristiana es, en cierto modo, igual de violenta y responsable de la llamada “lucha sectaria”, un eufemismo para la persecución que se cierne sobre los cristianos egipcios.
El significado simbólico de este último ataque islámico a la Cristiandad fue confirmado por varios activistas. Así, Adel Guindy, presidente de Solidaridad Copta, declaró:
Atacar la sede del papa copto carece de precedentes en los últimos dos siglos. Fue un acto humillante y deliberado, que muestra la creciente cultura del odio, vinculada al salafismo, y el comportamiento agresivo contra todos los no musulmanes. Equivale a un crimen de Estado.
Ni siquiera el papa copto, que ha de ser siempre diplomático para evitar que sus comentarios compliquen más las cosas a su rebaño, rebajó la gravedad de este asalto al lugar más sagrado de la Cristiandad copta (que además es su residencia principal). Entre otras cosas, el papa Teodoro (Tawadros II) afirmó que el presidente Mohamed Morsi había prometido hacer todo lo posible para proteger la catedral; “pero, en realidad, no vemos que así sea (…) Necesitamos acción, no sólo palabras… No hay acción sobre el terreno”. Asimismo, también incidió en que “este flagrante asalto a un símbolo nacional, a la Iglesia egipcia”, no tenía precedentes en doscientos años.
El “Necesitamos acción, no sólo palabras” del Papa fue una respuesta a esta declaración del presidente Morsi : “Considero cualquier ataque a la catedral como un ataque contra mí mismo”; declaración que hizo mientras las fuerzas de seguridad lanzaban gases lacrimógenos al recinto y contemplaban cómo los musulmanes abrían fuego, lanzaban piedras y cócteles molotov contra el mismo, todo lo cual fue fotografiado. Como de costumbre, los únicos arrestados por este ataque contra la más importante catedral copta fueron… coptos.
En vez de palabras –que, viniendo de los islamistas, carecen por completo de valor–, lo que Morsi necesita afrontar es el hecho de que este ataque sin precedentes y simbólicamente letal contra un lugar de culto cristiano ha tenido lugar bajo su autoridad y la de los Hermanos Musulmanes. En tiempos de Hosni Mubarak no se le tiró “ni siquiera un guijarro” a este monumento nacional, como dijo un activista.
Por supuesto, esto va en consonancia con el hecho de que, a diferencia de todos los anteriores presidentes egipcios, todos ellos musulmanes, el islamista Morsi se niega a pisar una iglesia, bien para asistir a la solemne inauguración del pontificado del nuevo Papa o en las Navidades coptas. ¿Podría esto deberse a que el pío Morsi considera que una iglesia copta es como un club nocturno, [o] un casino, según declaró un destacado consejo de la fetua egipcio? ¿Podría ser que él, como otros populares líderes musulmanes, simplemente sienta odio y repulsión por los cristianos?
En cualquier caso, aquí tenemos el último y más flagrante ataque del mundo musulmán a la Cristiandad, mientras los líderes occidentales bostezan, cuando no favorecen activamente semejante odio anticristiano con su total apoyo a la primavera árabe.

Sunday, April 14, 2013

Un libro para meditar

Un libro para meditar
Con Orar, el Padre Pío nos regala reflexiones y pensamientos para tocar un poco de Cielo
El Santo de los Estigmas, que además leía las almas, escribió miles de reflexiones para orientar en el seguimiento a Cristo.
Actualizado 13 abril 2013
Compartir: Acceder al RSS Añadir a Facebook Añadir a Twitter Añadir a del.icio.us Buscar en Technorati Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé | Imprimir | Corregir | Enviar | Comentar 0
ReL
"Con el estudio de los libros se busca a Dios, con la meditación se le encuentra", decía el Padre Pío. Este libro de oración nos ayuda a conseguirlo, pues nos ofrece óptimos alimentos para la meditación.

Tengamos la firme esperanza de ser escuchados, confiados en la promesa que nos hace el Divino Maestro: Pedid y se os dará; buscad y hallaréis; llamad y se os abrirá… Porque todo lo que pidáis al Padre en mi nombre os será dado”, no se cansaba de repetir el Santo de Pietrelcina a los fieles que acudían a él en confesión o buscando consejos espirituales para su vida.

Toda la espiritualidad del Padre Pío, concentrada en cientos de pensamientos y reflexiones para la oración.
"El alma cristiana no deja pasar un solo día sin meditar la Pasión de Jesucristo", añadía, porque encontramos en ella los elementos de la vida cristiana, que, vividos sinceramente, llevan al encuentro con Dios.

José María Zavala, autor del best-seller “Padre Pío”, que lleva la friolera de ocho ediciones y más de 25.000 ejemplares vendidos en España, nos facilita en ORAR una selección de los mensajes más importantes del Padre Pío en torno a temas nucleares del seguimiento de Cristo: La Eucaristía, la humildad, la confianza en Dios, el sufrimiento, el amor a Dios, la tentación, el Espíritu Santo, la Virgen María, la oración, la confesión, el ángel custodio, la dirección espiritual, el apostolado....

La oración abre el corazón de Dios
"Orad y orad siempre cada vez con más insistencia. Jesús es bueno y no dejará de escuchar tantas oraciones dirigidas a Él con confianza", escribe el Padre Pío. En otra ocasión dirá: "La oración es la mejor arma que tenemos; es una llave que abre el corazón de Dios".

Confiar...La confianza en Dios es otro de los capítulos del libro: "Con confianza me acurruco en los brazos de Jesús y que suceda todo lo que Él ha dispuesto", recalca el Padre Pío.

"Vuestro futuro está dispuesto por Dios con admirable bondad siempre para bien: sólo os falta resignaros a los que Dios disponga y bendecir su mano que llama, abraza, acaricia y, si algunas veces castiga con dureza, lo hace porque es la mano de un padre".

"¿Acaso no estamos en la manos de la Providencia, la madre más afectuosa que se puede decir e imaginar?".

Sufrimiento
"Cuando a Él le plazca colocarnos en la cruz, es decir, tenernos en cama enfermos, agradezcámosle y sintámonos afortunados por tanto honor recibido, sabiendo que estar en la cruz con Jesús es un acto sumamente más perfecto que el de sólo contemplarlo en ella".

Tentaciones
"Si supiésemos los méritos que obtenemos por las tentaciones sufridas con paciencia y vencidas, casi exclamaríamos: ¡Señor, envíanos tentaciones!".

"El demonio sólo tiene una puerta para entrar en nuestro espíritu: la voluntad... Nada es pecado si no ha sido consentido por la voluntad".

"El maligno quiere convencerte de que eres víctima de sus ataques y del abandono divino; no le creas, porque te quiere engañar; desprécialo en nombre de Jesús y de su Santísima Madre".

Eucaristía
"La Santa Misa es como un vale que nos ha dejado Cristo, y con el cual nos presentamos al Padre para beneficiarnos del tesoro de los frutos de la cruz y de cuanto necesitamos para nuestra salvación. En la Santa Misa, Cristo atiende nuestras súplicas, las rectifica, las mejora y las presenta al Padre aludiendo al sacrificio ofrecido en la cruz".

Vacío de todo, menos de Dios...
"La vida, sin el amor de Dios, es peor que la muerte".

"Dios enriquece el alma que se vacía de todo".

"Muertos son los que viven alejados de Dios".

Para hacer fácil el matrimonio
"Recordad que el matrimonio comporta obligaciones difíciles que sólo la gracia de Dios puede hacer fáciles".

Son reflexiones en forma de píldoras que nos ayudarán a cambiar el corazón y “a tocar un poco de Cielo”.

¿Esclavos? Mejor niños, no conocen la libertad: valen 300 € y los rescatan trinitarios españoles


La tragedia silenciosa
El padre Antonio Aurelio Fernández explica cómo funciona el mercado de seres humanos en Sudán y otras zonas de África.
Actualizado 13 abril 2013
Compartir: Acceder al RSS Añadir a Facebook Añadir a Twitter Añadir a del.icio.us Buscar en Technorati Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé | Imprimir | Corregir | Enviar | Comentar 0
ReL



Golpe de Estado y saqueo de las misiones: así se extiende el Islam en República Centroafricana


¿Esclavitud? ¿Rescate de esclavos gracias a la intervención de una orden religiosa? No son historias de hace siglos: están sucediendo mientras leemos este artículo. Es lo que le ha contado a Luis Antequera, colaborador de ReL, el padre trinitario Antonio Aurelio Fernández, quien ha estado en España contando su experiencia misionera.

"Durante veinte años ha existido un comercio muy amplio, no sólo en Sudán, sino que había muchos sudaneses que se vendían en Arabia Saudita, en Libia, en Chad, en países cercanos a Sudán, un comercio muy floreciente. Se sabía pero se miraba hacia otro lado", explica el religioso. Añade que las cosas han mejorado algo, pero "siguen existiendo esclavos y hay que liberarlos".

En Jartún, trinitarios y mercedarios construyeron una casa conjunta donde viven 166 niños liberados de la esclavitud, muchos de ellos con su padre muerto en la guerra y su madre vendida en un lugar diferente: "Los acogemos para que por lo menos puedan labrarse un futuro".

El comercio de esclavos se centra especialmente en los niños, comenta el padre Fernández: "Aunque es una inversión a largo plazo, cuando coges un niño pequeño lo educas para ser esclavo, y el niño se convence de que ha nacido para ser esclavo". Quien ha conocido la libertad siempre plantea más problemas.

El precio por el que se compra un niño-esclavo puede estar en torno a 300 euros. Encontrarlos para rescatarlos puede ser difícil, aunque a veces salta a la vista, en casas árabes donde destacan dos o tres niños negros. Y en ocasiones ha exigido entrar clandestinamente en el país en avioneta hasta alcanzar al esclavista y sus cien o doscientos pequeños: "Nosotros siempre hemos comprado el grupo" para abaratar el precio y "conseguir rescatar a todos", cuenta el sacerdote.

Pinche aquí para leer la entrevista completa en el blog de Luis Antequera.



¿Te ha gustado este artículo? Coméntaselo